Junta andaluza se personará como acusación particular si el crimen de Marta es un caso de violencia de género

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS) La Junta de Andalucía se personará como acusación particular en el juicio por el asesinato de la joven sevillana Marta del Castillo si, finalmente, se tipifica como un caso de violencia de género, informó hoy a Europa Press la directora general de Violencia de Género de la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social de la Junta, Soledad Ruiz. La directora general indicó que, aunque, en un principio, "no se reproducen con exactitud las circunstancias de un caso de violencia de género, hay bastantes indicios para entenderlo así". No obstante, quiso esperar al levantamiento del secreto de sumario decretado para pronunciarse abiertamente sobre este extremo. "En estos momentos, lo que conocemos son las graves consecuencias de este caso y la autoinculpación de Miguel C.D., presunto homicida de la joven sevillana de 17 años, pero hasta que no aparezca el cadáver y la investigación tome un rumbo fijo lo único que podemos hacer es un llamamiento para que se arrope a la familia en estos momentos tan duros en los que todos estamos conmocionados", apuntó. Entre los indicios que invitan a pensar que la muerte de Marta del Castillo ha sido fruto de la violencia machista, Ruiz señaló el hecho de que existiera una relación sentimental entre los jóvenes en el pasado y que "probablemente ella quisiera romper con la relación""Pero la cosa se complica por la participación de terceros como cómplices", matizó, ensalzando la "labor minuciosa y discreta" de búsqueda de la joven desplegada por los fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Además, destacó que "aún sorprende la reproducción de conductas machistas por parte de sectores jóvenes de la población", como ocurre en este caso, algo de lo que la Consejería de Igualdad "lleva alertando desde hace bastante tiempo" con la puesta en marcha de campañas de información y prevención con la colaboración de la Consejería de Educación, el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) y el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). Así, afirmó que hay que "actuar para corregir determinados comportamientos que pueden derivar en situaciones de violencia", aunque aclaró que "no todos los comportamientos machistas tienen por qué degenerar en un caso de violencia de género". "Existen elementos de alerta para saber que la situación no va por buen camino y que debe de corregirse con la ayuda de profesionales, con el objetivo de mantener un control y ser capaces de resolver los conflictos de manera no violenta", manifestó. No obstante, señaló que las percepciones y actitudes de las mujeres "han evolucionado notablemente". Según Ruiz, las mujeres, sobre todo más jóvenes, "tiene más información y cuando sienten que la relación está siendo posesiva o raya la violencia, la rompen", pero el objetivo es "llegar a tiempo para que no traspasen la línea de la dependencia emocional, porque se genera una relación de posesión que deja de ser igualitaria". Por último, consideró "necesario" que la sociedad "crezca en su implicación a la hora de rechazar el fenómeno de la violencia de género". Así, indicó que tanto la Ley Integral contra la Violencia de Género como la Ley de Medidas de Prevención y Protección Integral Contra la Violencia de Género en Andalucía tienen como eje la prevención, haciendo especial hincapié en la educación, en la que "no sólo juega un papel importante el sistema educativo, sino también "todo el entorno de la familia, el vecindario, los amigos o internet".