La alcaldesa vuelve al calabozo policial, a la espera dedeclarar el fin de semana

LA ALMUNIA DE DOÑA GODINA (ZARAGOZA), 21 (EUROPA PRESS) La alcaldesa de la localidad zaragozana de La Almunia de Doña Godina, María Victoria Pinilla, volvió esta noche a los calabozos de la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en Aragón, a la espera de prestar declaración ante el titular del Juzgado deInstrucción número uno de La Almunia a lo largo del fin de semana. Todos los detenidos duermen hoy en dependencias policiales de Zaragoza y declararán ante el juez el fin de semana. El acto judicial de ayer sirvió para que el juez Alfredo José Lajusticia comunicara a los detenidos y sus abogados la puesta a disposición judicial de los arrestados. En declaraciones a los medios de comunicación, el abogado de Pinilla, Javier Notivoli, comentó que su defendida "está cansada, como estamos cansados todos" y expresó que ninguno de los abogados que asisten a los 17 detenidos han podido cambiar impresiones con sus defendidos "porque la Policía no nos ha dejado". Javier Notivoli indicó que los letrados podrán hablar y asesorar a sus clientes antes de que estos comparezcan ante el juez, que en el caso de María Victoria Pinilla y su esposo, Juan Antonio Embarba, será en la madrugada del sábado al domingo o, más probablemente, en la mañana del domingo, 22 de marzo. El concejal del PAR Juan Carlos Rodrigo Vela declara esta noche y el hijo de la alcaldesa Víctor Embarba Pinilla lo hará hoy, sábado, por la mañana. El abogado Enrique Trebolle explicó que todos los detenidos, 17, fueron puestos a disposición judicial en la tarde de hoy. "Lógicamente, después de tres días -en los calabozos-están afectados", continuó Trebolle, quien señaló que su defendido, el propietario de la empresa Aragón Navarra de Gestión, S.L. (ARANADE), Julián de Miguel, mantiene su "carácter fuerte" y está "deseando declarar para esclarecer la situación". De Miguel está, a la vez, "preocupado" tanto por su familia como por los 60 empleados de ARANADE, empresa de la que él, como propietario, "es el vértice". Según los cálculos de Trebolle, De Miguel declarará ante el juez el domingo por la mañana, aunque podría hacerlo en la tarde-noche de hoy, sábado. Enrique Trebolle aprovechó para manifestar su "opinión" sobre si la situación producida hoy es "ortodoxa totalmente" en su legalidad, ya que el plazo de 72 horas que la legislación establece para lasdetenciones policiales concluye a las 07.00 horas de hoy, sábado, y el juez, dijo Trebolle, determinó que, tras ser puestos los detenidos hoy a disposición judicial, "corría el plazo de 72 horas de detención" judicial. El veterano abogado zaragozano José Antonio Ruiz Galve, igualmente, señaló que "puede haber algún roce con la libertad de defensa y con la presunción de inocencia", tras lo que comentó que sus defendidos, tanto el escolta Antonio R. como su madre, ambos imputados, declararán ante el juez hoy, sábado, a mediodía. El abogado Rafael Ariza, que asistió al empresario de la localidad de Alerre L.M.L.N, explicó que el imputado, durante las 48 horas dedetención transcurridas hasta ahora, tuvo que solicitar la asistenciamédica, ya que toma regularmente un medicamento, porque padece unadolencia, que no especificó, y es "una persona con una salud muydelicada". Sobre la detención 'judicial' decretada por el juez, Rafael Ariza dijo que "tendremos que meditar qué ha ocurrido con ese transcurso del tiempo", tras lo que recordó que continúa la situación de secreto de sumario. TENSIÓN La tarde de ayer, viernes, registró momentos de tensión. A la Plaza de la Paz de La Almunia de Doña Godina, donde está la sede del Juzgado de Instrucción número uno de la localidad, acudieron el juez; la fiscal; otros funcionarios judiciales; una decena de miembros de la Unidad de Intervención Policial (UIP) del Cuerpo Nacional de Policía en varios vehículos; una veintena de redactores, fotógrafos y cámaras de diversos medios de comunicación; centenares de vecinos de La Almunia y entre 20 y 30 allegados de los detenidos. Allegados de los detenidos zarandearon, en dos momentos distintos, a un cámara de Aragón Televisión, a quien intentaron impedir que realizara su trabajo de grabación de los exteriores de la sede judicial, así como otra redactora gráfica de Antena 3, quien se encontraba sobre una escalera para poder captar el momento en que María Victoria Pinilla salía del Juzgado de vuelta al calabozo cuando un individuo manipuló la escalera, lo que pudo provocar la caída de la periodista gráfica, lo que, afortunadamente, no ocurrió. Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), presentes a escasos metros, no actuaron en este caso. Los medios de comunicación llegaron a La Almunia antes de las 16.00 horas, cuando la Plaza de la Paz estaba todavía vacía, Plaza que fue recibiendo público paulatinamente. El Cuerpo Nacional de Policía, apoyado por la Policía Local de LaAlmunia, se desplegó junto al Juzgado y estableció un cordón policialpara facilitar la circulación de los vehículos del Cuerpo. Los allegados de María Victoria Pinilla aguardaron durante horas,agrupados, la llegada de la alcaldesa, a quien jalearon. De hecho, una pareja de jóvenes subió a un muro, en el momento en que Pinillaabandonaba el Juzgado, momento en el que la mujer le gritó 'Fuerza,Mariví. Estamos contigo' y el joven que le acompañaba la llamó'¡Mamá!'.