La Fiscalía pide nueve meses de prisión para el juez decano de Barcelona por agredir a su mujer

Regadera: "Yo no he maltratado nunca a nadie"

BARCELONA, 3 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía pidió esta tarde que se condene al juez decano de Barcelona, José Manuel Regadera, a nueve meses de prisión y un día por agredir a su mujer, quien se enfrenta también a una pena de siete meses y medio de cárcel por pegar a su marido, tras una discusión mantenida anoche al parecer motivada por una presunta infidelidad conyugal de él, según el auto de la juez.

La titular del Juzgado de Violencia Doméstica número 3 de Barcelona imputa a Regadera y a su esposa, Maria Rosa I.M., un delito de lesiones en el ámbito doméstico, aunque fuentes judiciales matizaron que no son lesiones graves sino erosiones y hematomas.

A la salida de los juzgados después de declarar, Regadera aseguró que todo se trata de "una mera discusión conyugal que no debió llegar nunca ante la Administración de Justicia". El juez decano de Barcelona insistió en que él "nunca ha maltratado a nadie" y afirmó que prueba de ello es que la juez ha denegado las órdenes de protección.

"Confío en la Administración de Justicia, como no podía ser de otra manera", sentenció. Su mujer salió rápidamente de los juzgados y no hizo ningún tipo de declaración.

Por su parte, la magistrada del caso inició el procedimiento para celebrar un juicio rápido y urgente, que ha sido señalado para septiembre.

El juez decano de Barcelona, que presentaba un rasguño en la cara, fue citado a declarar a primera hora de la tarde por presuntamente haber agredido anoche a su esposa. Fue entonces cuando Regadera también presentó una denuncia contra su mujer, por lo que se cruzaron denuncias y declararon por partida doble.

Al juzgado también acudió el mando de los Mossos responsable de las relaciones con los tribunales, Joan Mallafré. Esta figura fue creada hace pocos meses, cuando a finales de noviembre las relaciones entre los jueces y la policía catalana se tensaron debido a varias condenas contra agentes y la filtración de algunos datos de casos bajo secreto de sumario, lo que motivó una carta de queja del propio Regadera al entonces director general de la Policía catalana, Rafael Olmos.

Regadera, nacido en Logroño en 1956, es juez decano de Barcelona desde marzo de 2008, cuando se impuso por un sólo voto a su predecesora, Maria Sanahuja, dejando así el Juzgado de Primera Instancia número 21 de Barcelona, del que fue titular durante 12 años.