La letrada de Miguel acude hoy a una ronda de declaraciones mientras Colegio de Abogados estudia su renuncia

SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS) La letrada de abogada designada el pasado viernes para llevar a cabo la defensa de Miguel C.D., el principal imputado por la desaparición y muerte de Marta del Castillo, deberá asistir hoy a las declaraciones de testigos señaladas por el juzgado que investiga el caso, ya que el Colegio de Abogados todavía está estudiando la renuncia "por motivos personales y profesionales" que la colegiada ha presentado. Fuentes colegiales explicaron a Europa Press que esta misma tarde, tras haber recibido el escrito de renuncia, el decano del Colegio de Abogados, José Joaquín Gallardo, se reunirá con la abogada Presentación Rosendo para conocer de primera mano las razones que llevan a la letrada a renunciar a la defensa de Miguel C.D. Una vez concluida la entrevista y a la "mayor brevedad posible", el decano de los abogados sevillanos, de acuerdo a lo establecido en la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita, aceptará o rechazará la la renuncia. En el caso de que la dimisión sea aceptada se nombrará un segundo letrado de oficio para que lleve la defensa del principal imputado por la muerte de Marta. Así, mientras José Joaquín Gallardo resuelve la situación planteada, Presentación Rosendo sigue siendo la letrada de oficio, con lo cual, según explicaron las mismas fuentes, tiene la "obligación" de acudir al juzgado a las diligencias establecidas hasta que se le acepte la renuncia y se nombre a otro letrado "para que en ningún caso quede mermado el derecho a la defensa". De esta manera, y tras la renuncia del abogado que llevaba el caso hasta la pasada semana, Rosendo comparecerá en los juzgados para asistir a la ronda de declaraciones fijada por el instructor del caso. Fuentes del caso explicaron a Europa Press que los testigos citados en esta ocasión han sido propuestos por la representación jurídica de Samuel B.P., en prisión desde mediados de febrero por su presunta implicación en el crimen de la menor. Estos testimonios deberán servir para dar luz a las contradicciones existentes en torno a Samuel, ya que tras su arresto reconoció que prestó ayuda a Miguel C.D., principal imputado en la causa, para deshacerse del cuerpo de la menor, si bien, posteriormente, se desdijo ante el juez y negó que tuviera conocimiento de los hechos por los que fue enviado a prisión. Además, Miguel, en su última declaración, exculpa a su amigo de manera explícita.