La mujer acusada de asesinar a su pareja en Leganés reconoce que le mató porque la maltrataba, aunque no había denuncias

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La mujer detenida esta madrugada, acusada de asesinar a su pareja en Leganés, se ha derrumbado ante la Policía y ha reconocido que mató a su pareja porque la maltrataba, contradiciendo la primera versión, en la que relató que el hombre llegó a su casa malherido tras un atraco, según informó hoy a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, señaló hoy que no constan ni denuncias de malos tratos ni órdenes de alejamiento sobre esta pareja. Asimismo, señaló que "todos los indicios" apuntan que el autor del homicidio fue su compañera.

"Es un suceso triste y muy lamentable, que ha costado la vida de un hombre peruano. No obstante, tenemos que decir que la mujer está ya detenida. Una vez más, la eficacia policial ha permitido lograr que la presunta responsable esté a disposición judicial en las próximas horas", apuntó.

LOS HECHOS

Manuel Dunca A.M., de nacionalidad peruana y 32 años, falleció esta madrugada en su domicilio de Leganés tras ser apuñalado en extrañas circunstancias. Uno de los compañeros de piso, de nacionalidad peruana, que dijeron estar dormidos durante los hechos, fue el que avisó a la Policía al comprobar que su amigo sangraba abundantemente.

A la llegada de los agentes a la casa, su mujer, Sarita Elisabeth V.S., de 28 años y también peruana, se encontraba en la cocina intentando reanimar al herido, que presentaba restos de sangre y evidencias de haber sido apuñalad. La mujer, que junto a resto de los residentes en el piso tienen residencia legal en España, fue detenida por los agentes del Grupo VI de Homicidios de la Policía de Leganés tras incurrir en varias contradicciones durante su declaración.

Facultativos del SUMMA llegados al lugar de los hechos momentos después no pudieron más que constatar la muerte de la víctima. La víctima se encontraba acostado en el suelo de la cocina, de cúbito supino, con una puñalada a la altura del pectoral izquierdo, de trayectoria descendente hacia el corazón, que fue mortal.

Sarita declaró primeramente de que mientras dormía, junto con otra pareja con los comparte el domicilio, sonó el telefonillo y era su marido, que señaló que había sido atracado y apuñalado. Según su relato, al subir, el hombre cayó en la cocina.

No obstante, la Policía no encontró rastro de sangre ni en la calle ni en el ascensor ni en las escaleras, sólo en las ropas de la esposa. Ante estos hechos, fue detenida y se encuentra a disposición de la Brigada Provincial de la Policía Judicial. Horas después reconoció ser la autora de los asesinatos.