La mujer apuñalada por su ex pareja en Elx recibe el alta tras permanecer 5 días ingresada en el Hospital

ALICANTE, 27 (EUROPA PRESS)

La mujer herida el pasado 18 de abril en Elx (Alicante) presuntamente por su ex pareja, quien entró en su domicilio y la apuñaló repetidamente hasta que fue abatido a tiros por la policía, recibió el alta médica el pasado jueves tras permanecer cinco días ingresada en el Hospital General de Elx (Alicante), según confirmaron hoy a Europa Press fuentes del centro sanitario.

La mujer, de nacionalidad española y de 35 años, sufrió heridas por arma blanca en el abdomen, la pierna y el brazo, de las que evolucionó favorablemente a lo largo de la semana pasada, por lo que los médicos procedieron a darle el alta, de modo que sólo tendrá que acudir a recibir atención médica de forma ambulatoria.

El presunto agresor, que resultó herido por arma de fuego, también recibió el pasado lunes el alta médica y pasó a disposición del juzgado de instrucción número 3 de Elx (Alicante), cuya titular ordenó su ingreso en prisión, comunicada y sin fianza, como presunto autor de los delitos de homicidio en grado de tentativa, atentado a agentes de la autoridad y amenazas.

La juez además se ha inhibió a favor del juzgado de violencia sobre la mujer de Elx, que será el competente para continuar con la investigación sumarial, y de forma paralela, investigará el delito de atentado a funcionario público, ya que el acusado presuntamente intentó agredir a un cirujano del centro hospitalario donde fue trasladado tras su detención.

Los hechos se produjeron sobre las 4.00 horas del pasado sábado 18 de abril, en un vivienda ubicada en el número 10 de la calle Fray Jaime Torres de Elx, donde la víctima se encontraba acompañada de otra mujer. El presunto agresor, un hombre de 44 años y de nacionalidad portuguesa, --aunque natural de Angola-- accedió al inmueble y comenzó a agredir con un arma blanca a su ex compañera sentimental.

La Policía Nacional fue alertada de lo ocurrido y, cuando llegó al lugar del siniestro, el hombre seguía agrediendo a la mujer, por lo que los agentes le dispararon para que dejara de hacerlo.