La Policía Foral detiene a seis personas por delitos de violencia contra la mujer y en el ámbito familiar

Los arrestos se han producido en Burlada, Estella, Huarte y Tudela en la última semana PAMPLONA, 25 (EUROPA PRESS) Agentes de la Policía Foral han detenido y puesto a disposición judicial en la última semana a seis personas por delitos relacionados con la violencia contra la mujer y en el ámbito familiar en Burlada (2), Estella, Huarte (2) y Tudela. Una de las víctimas de malos tratos también fue arrestada, en Huarte, por un delito de resistencia a la autoridad y está acusada de una falta de daños y lesiones a su ex pareja. El pasado lunes, 23 de marzo, fue arrestada en Huarte una vecina de la localidad, de 28 años, acusada de maltratar a su madre. Fue la propia víctima la que alertó al Centro de Mando y Control de la Policía Foral de que su hija la había amenazado, a ella y a su pareja, con un cuchillo y que ambos estaban refugiados en una habitación del domicilio. Una vez que los agentes llegaron al lugar procedieron a la detención de la joven que, al parecer, tiene problemas de drogadicción, está en tratamiento psiquiátrico y a la espera de ser internada. La detenida cuenta con antecedentes por golpear e insultar a su madre. También el lunes fue detenido en Huarte un vecino de 41 años acusado de maltratar física y psicológicamente a su ex pareja. Los hechos sucedieron en el domicilio donde vive el arrestado. Allí ambos iniciaron una discusión en la que se agredieron mutuamente. La mujer presentaba arañazos y lesiones en un pómulo y en la boca. También fue detenida la mujer, una vecina de San Sebastián de 36 años, por un delito de desobediencia y resistencia a la autoridad al negarse a identificarse ante los agentes de la Policía Foral. Además, está acusada de una falta de lesiones y daños que produjo presuntamente a su ex pareja en el trascurso de la discusión. Por otra parte, el domingo, 22 de marzo, la Policía Foral detuvo en Tudela a un vecino de 38 años por un delito de malos tratos físicos y psicológicos. Su ex mujer denunció la situación en la comisaría de la capital ribera. Además, expresó que su ex marido la intimida y hostiga constantemente en su domicilio y le hace seguimientos, hechos que ha denunciado también en otras ocasiones. A consecuencia de estos hechos, la mujer ha sufrido crisis de ansiedad en varias ocasiones y ha tenido que ser ingresada en el Hospital Reina Sofía. El pasado viernes, 20 de marzo, fue arrestado en Estella un vecino de Andosilla, de 77 años. Su mujer requirió en el Centro de Mando y Control presencia policial cuando fue golpeada e insultada presuntamente por su marido. Antes de que la patrulla llegara al domicilio, la víctima se había trasladado a un centro de salud para ser atendida de los traumatismos que sufrió. De allí fue derivada al Hospital García Orcoyen de Estella para que le realizaran unas placas. Los agentes se trasladaron al centro hospitalario, donde se personó el marido para interesarse por la salud de la mujer y donde fue detenido, aunque la víctima no quiso interponer una denuncia por los hechos. El jueves, 19 de marzo, la Policía Foral detuvo en Burlada a un vecino del municipio, de 26 años, acusado de los delitos de malos tratos físicos y desobediencia grave a la autoridad por quebrantar una orden de alejamiento. Su pareja, acompañada por una patrulla de la Policía Municipal de Burlada, interpuso una denuncia en la que manifestó haber sido golpeada e insultada durante una discusión y añadió que los malos tratos se repiten desde hace nueve meses. La mujer aportó un parte de lesiones que le realizaron en un centro de salud, al que también fue acompañada por la Policía Municipal. El hombre fue localizado y detenido un poco más tarde por la Policía Foral. El pasado miércoles, 18 de marzo, fue arrestado en Pamplona un vecino de Burlada, de 22 años, acusado de un delito de malos tratos psicológicos y amenazas. La mujer fue la que alertó al CMC de que su ex marido estaba en la puerta de su vivienda y llevaba dos horas llamando al timbre. Cuando llegaron los agentes, el hombre seguía en el portal del inmueble, por lo que fue detenido. Asimismo, la víctima manifestó que es objeto de malos tratos desde hace varios años e interpuso una denuncia. El detenido también está acusado de incumplimiento de sus obligaciones familiares ya que tres meses antes de separarse de su mujer abandonó el domicilio que compartían.