La Policía Foral pone a disposición judicial a 5 detenidos por delitos relacionados con la violencia de género

PAMPLONA, 27 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Foral han puesto a disposición judicial en la última semana a cinco hombres acusados de delitos relacionados con la violencia contra la mujer. Los arrestos se han producido en Mendavia, Peralta, Pamplona, Tudela y Burlada.

Según informó el Gobierno de Navarra, el lunes 25 de mayo fue arrestado en Mendavia un vecino de la localidad de 34 años por agredir a su mujer después de que ella misma llamara al Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral. Una patrulla se trasladó al domicilio donde se encontraba la víctima, que ratificó lo sucedido e interpuso una denuncia. El hombre, que cuenta con numerosos antecedentes policiales, fue localizado y detenido en Mendavia.

Asimismo, el martes 24 de mayo, agentes de la Policía Foral detuvieron a un vecino de Milagro de 31 años acusado de los delitos de malos tratos, quebrantamiento de orden de alejamiento y por atentado contra la autoridad.

El CMC recibió el aviso de la Policía Municipal de Peralta, que solicitó que se personara la Policía Foral por un caso de malos tratos en una calle de la localidad. Al parecer, tras una discusión a la salida de una celebración, un hombre (sobre el que pesaba una orden de alejamiento hacia su esposa) había agredido y amenazado a su mujer en presencia de testigos, que así lo manifestaron a la llegada de los agentes. El detenido, que presuntamente también golpeó a otras personas, se mostró agresivo a la llegada de los policías.

Por otra parte, el sábado 23 de mayo agentes de la Policía Foral detuvieron en Pamplona a un vecino de la capital de 54 años acusado de un delito de maltrato físico. La víctima denunció en dependencias policiales de Tafalla los hechos y adjuntó un parte de lesiones.

Asimismo, el viernes 22 de mayo fue arrestado un vecino de Tudela de 41 años por quebrantar una orden de alejamiento, delito por el que ya tiene antecedentes. La Policía Municipal de la capital ribera recibió la llamada de un hombre denunciando que su ex mujer había dejado solo en casa a su hijo, que es menor. Cuando los agentes llegaron al domicilio encontraron al niño en compañía de su madre y ésta interpuso una denuncia a su ex marido por incumplir una orden de alejamiento al visitar a sus hijos en los últimos días.

Por último, el jueves 21 de mayo, agentes de la Policía Municipal de Burlada detuvieron a un vecino del municipio, de 51 años, después de recibir un aviso de que se estaba produciendo un episodio de malos tratos en un domicilio. La mujer manifestó a los agentes que discutió con su pareja y que esté le agredió. El hombre fue arrestado y trasladado a dependencias de la Policía Foral.