Más de 3.700 efectivos integraron en Galicia operativos de protección policial para mujeres maltratadas en 2008

La comunidad registró 13 víctimas cuyo riesgo es extremo, 74 de grado alto y 473 de medio

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 (EUROPA PRESS)

Un total de 3.770 efectivos de unidades especializadas en violencia de género y de las dotaciones de seguridad ciudadana de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado constituyeron en Galicia los operativos de protección oficial dirigidos a mujeres maltratadas en la comunidad el año pasado.

Así lo informó la Secretaría de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios al BNG en una respuesta parlamentaria a la que tuvo acceso Europa Press.

Los datos del Gobierno central elevaban a 5.639 las órdenes de protección solicitadas en la comunidad gallega desde la entrada en vigor de la Ley Integran contra la Violencia de Género, es decir, entre diciembre de 2004 y noviembre del año pasado. De ellas, el 78,3 por ciento fueron aprobadas.

El Ejecutivo recordó que la protección policial prestada a mujeres maltratadas se articula a través de un sistema integrado y coordinado de actuación que incluye, por una parte a los efectivos de las unidades especializadas y, por otra, a los de las unidades de seguridad ciudadana.

104 EFECTIVOS ESPECIALIZADOS EN GALICIA

En la comunidad gallega, hasta noviembre de 2008, había 104 efectivos de los Equipos y especialistas en mujer y menos (Emume), el Servicio de Atención a la Mujer (SAM) y las Unidades de Prevención, Asistencia y Protección a las Mujeres Maltratadas (UPAP).

De ellos, 36 efectivos estaban destinados en la provincia de A Coruña, 39 en la de Pontevedra, 16 en la de Lugo y 13 en la de Ourense.

Estas unidades se encargan de asistir a las víctimas, prevenir los delitos, detectar y valorar los grados de riesgo que asumen las mujeres maltratadas. De igual modo colaboran con otras unidades policiales, psicólogos, profesionales sanitarios y de los servicios sociales.

En concreto, los SAM y Emume realizan, según incidieron fuentes gubernamentales, la investigación de los delitos cometidos sobre las mujeres maltratadas y las UPAP acometen un seguimiento a las víctimas que, por sus características, están sometidas a un mayor riesgo o una especial vulnerabilidad.

A este colectivo se les facilita un contacto permanente para asesorarlas y acompañarlas puntualmente en caso de necesitarlo, según señalaron.

Asimismo, un total de 2.542 agentes de la Guardia Civil y 1.125 del Cuerpo Nacional de Policía se dedicaron a la prestación de este tipo de protección.

13 MUJERES CON RIESGO EXTREMO

El Gobierno central aseguró que la distribución de los efectivos se realiza en función de los datos proporcionados por el Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Genéro de la comunidad gallega.

Este procedimiento apuntaba al cierre del tercer trimestre del año pasado que en Galicia un total de 473 víctimas de malos tratos y violencia machista asumían un grado medio de riesgo, otras 74 un grado alto y 13 un grado extremo.

Asimismo el Ejecutivo recordó que prevé incrementar el número de unidades especializadas en 2009.