Más de dos años de cárcel por violencia habitual contra su compañera, a la que amenazó con unas tijeras

SANTANDER, 8 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número 2 de Santander ha impuesto una condena de dos años y tres meses de prisión a un hombre acusado de un delito de violencia de género habitual y dos delitos de malos tratos contra su compañera sentimental, a la que llegó a pegar delante de su hija de 17 meses y a amenazar de muerte esgrimiendo unas tijeras.

En la sentencia se explica que las situaciones de malos tratos se suceden desde mediados del año 2008. En septiembre y octubre de ese año se abrieron diligencias previas por sendos incidentes, pero fueron sobreseídas.

A estos dos siguieron otros episodios ya en 2009. Así, el 29 de enero de este año, en el domicilio familiar, el acusado, D.P.G., inició una discusión por celos con la mujer durante la cual la golpeó, le propinó varios puñetazos en la cabeza y llegó a amenazarla con unas tijeras.

Días después, el 2 de febrero, y por el enfado que le ocasionaba no encontrar unos papeles, el acusado volvió a discutir con su compañera y mientras circulaban en un coche, con la niña en la parte trasera, le dio puñetazos en la cabeza y la volvió a golpear más tarde ya en su casa tras acostar a la hija. Tras esta agresión, la mujer abandonó el domicilio y el Juzgado de Violencia contra la mujer dictó orden de alejamiento.

Ahora, el Juzgado de lo Penal condena al acusado a 18 meses de prisión por el delito de violencia habitual y otros nueve por dos delitos de malos tratos. Además, en total le queda prohibido tener o portar armas por cinco años, el mismo periodo durante el cual no podrá acercarse a menos de 200 metros de la mujer y no podrá comunicarse con ella.