Piden 15 años de prisión a un hombre por agredir sexualmente y maltratar a su ex mujer

JAÉN, 14 (EUROPA PRESS)

La acusación particular reclamó hoy una pena de 15 años de prisión para un vecino de la capital de 53 años de edad al que acusa de agredir sexualmente y maltratar a su ex mujer durante el tiempo en que estuvieron casados.

En el juicio, que quedó hoy visto para sentencia en la Audiencia Provincial de Jaén, el acusado negó haber violado a su ex mujer o haberla maltratado en modo alguno pues, según sostuvo, mantuvieron una relación normal. "Ella es muy trabajadora, muy decente y muy curiosa", afirmó el procesado sobre la denunciante.

Además, se declaró alcohólico y tener problemas de erección, de ahí que insistiera en su declaración ante el tribunal en que jamás tuvieron una relación sexual no consentida. Igualmente, rechazó haber insultado tanto a la mujer como a los hijos de esta y únicamente admitió que solo hubo "empujones y algún manotazo, pero mutuos". "No me pongo agresivo ni cuando me emborracho", afirmó.

Por su parte, la mujer explicó que los primeros años de matrimonio tuvieron una relación "normal" pero que después él manifestó un carácter "violento" y que tanto a ella como a los dos hijos que había tenido anteriormente con otro hombre les trataba "muy mal, hubiera bebido o no". La denunciante relató episodios de insultos y amenazas y que incluso en una ocasión pinchó las manos de sus hijos con un tenedor.

Sobre las agresiones sexuales, especificó que cuando el hombre se enfadaba luego intentaba tener relaciones y que si ella se oponía él insistía y la forzaba hasta que conseguía su propósito aunque fuera en contra de la voluntad de ella. Señaló que esto pasó unas 15 veces durante el matrimonio.

La mujer afirmó que decidió separarse de él y denunciarle cuando, después de que su hija se independizara y diera a luz, la joven le comunicó que no llevaba a su casa a sus nietas porque no quería que el acusado violara también a las niñas al igual que hiciera con ella, declaración que hizo incluso que se solicitara la suspensión del juicio al entender que esos hechos podían estar directamente relacionados con esta causa, si bien finalmente se continuó con la vista hasta que quedó vista para sentencia.

Inicialmente, el fiscal reclamaba 36 años de prisión para este hombre, aunque también modificó sus conclusiones mientras que la acusación particular englobó estos hechos en un delito de agresión sexual continuado por el que pide 12 años de cárcel y otro de maltrato habitual, por el que solicita tres años de prisión.