Saura ve "desproporcionada" la intervención de los Mossos y anuncia cambios en protocolos

Saura ve "desproporcionada" la intervención de los Mossos y anuncia cambios en protocolos

Saura ve "desproporcionada" la intervención de los Mossos y anuncia cambios en protocolos

BARCELONA, 31 (EUROPA PRESS) El conseller de Interior de la Generalitat, Joan Saura, admitió hoy que "en algunos momentos" la acción de los Mossos d'Esquadra "no se ajustó al principio de proporcionalidad en el uso de la fuerza" al disolver las manifestaciones anti-Bolonia de hace dos semanas en Barcelona. Por ello, anunció cambios en los protocolos de actuación de los antidisturbios. En su comparecencia en el Parlament para explicar el informe de los Mossos sobre sus actuaciones, Saura dijo que, "especialmente" en la carga del miércoles 18 por la noche en la Via Laietana, hubo desproporción por parte de los Mossos, y que se demuestra una "distorsión en los criterios" de actuación respecto a la actitud pasiva del día siguiente en la plaza Sant Jaume. Por todo ello, ha pedido al Cuerpo que analice qué mejoras de recursos humanos, técnicos y de formación necesita la Brigada Móvil (antidisturbios), y avanzó que se revisarán sus protocolos para mejorar los mecanismos de advertencia a los manifestantes y aislar a los violentos. Además, anunció la creación de la Unidad de Interlocución y Mediación dentro de los Mossos, para minimizar los conflictos de convivencia en el espacio público. Estas fueron algunas de las conclusiones del conseller, quien además anunció que el secretario de Seguridad, Joan Delort, asumirá las competencias del hoy mismo cesado director general de la Policía, Rafael Olmos, a quien agradeció su "tarea difícil" en estos más de dos años en el cargo. Saura empezó su intervención reiterando su "sincera preocupación" porque el balance de las actuaciones policiales de aquellos días no fue "satisfactorio", como prueban el número de heridos, aunque fue una "excepción" en el trabajo general de los Mossos. BARCELONA, LA CIUDAD CON MÁS MANIFESTACIONES El conseller recordó que Barcelona es la ciudad española con más manifestaciones. De las 1.300 de 2008, 500 contaron con la presencia de los antidisturbios, pero sólo cinco se saldaron con altercados "destacables" y detenciones. En un detallado relato temporal de los hechos, Saura explicó que el 16 y el 17 de marzo el rector y el vicerrector de la Universitat de Barcelona pidieron por carta a la Conselleria que desalojara el Edificio Histórico de la universidad, ocupado desde finales de noviembre. La madrugada del miércoles 18 se decidió desalojar a los 53 ocupantes, fecha sobre la que Saura consideró que hay "dudas razonables" sobre su "conveniencia", teniendo en cuenta que era un día laborable y era un día antes de la manifestación contra la Ley de Educación. Tras las cargas de la mañana en la plaza Universitat y la del mediodía en el Palau Robert, hubo una manifestación que reunió a unas 2.300 personas por la noche en la Via Laietana, un centenar de las cuales eran "violentas". Saura pidió "disculpas" a los ciudadanos que no participaban en la manifestación y los periodistas que sufrieron contusiones, pero también dijo que algunos informadores, sobre todo fotógrafos y cámaras de televisión, estaban "cerca de la primera línea de manifestantes y del cordón policial". De hecho, algunos mossos, según Saura, consideran que algunos periodistas dificultaron las operaciones policiales, por lo que el conseller anunció que mañana firmará un protocolo con el Colegio de Periodistas de Catalunya para identificar claramente a los informadores. Cuando hubo la dispersión de los manifestantes, "no se aisló convenientemente a los violentos", lo que también provocó heridas entre periodistas y peatones. Saura también mostró su "desagrado" por la imagen de los antidisturbios frente al Palau de la Generalitat atacados con pintura por manifestantes sin que hicieran nada. El conseller concluyó que "ser transparente" no es un signo de "debilidad" y que si él no mostrara "desagrado" o "preocupación" por lo sucedido demostraría una "falta absoluta de sensibilidad y de interés" hacia los propios agentes y la seguridad ciudadana. En este sentido, justificó varias medidas tomadas desde que es conseller como la creación del Consejo de Seguridad de Catalunya y el Comité de Ética o la instalación de cámaras en las comisarías. Saura se mostró "orgulloso" de los Mossos, Cuerpo al que calificó de "referente", y pidió a todos los partidos políticos que lo apoyen.