Se entrega en una comisaría de Madrid el presunto autor de la muerte de su compañera sentimental en Castellón

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El presunto autor de la muerte de su compañera sentimental, cuyo cadáver fue hallado esta mañana en un domicilio de Castellón, se ha entregado esta tarde en una comisaría de Madrid, ciudad a la que llegó esta mañana y donde dejó al hijo de ambos de tres años en el domicilio de unos familiares, según informaron fuentes de la Jefatura Superior de la Policía.

Así, en torno a las 14.10 horas, el supuesto asesino, Jaime Adilio N.M., nacido en 1973 en San Salvador aunque nacionalizado español, se personó en una comisaría del distrito de Salamanca. Manifestó a los agentes que anoche fue a casa de ex pareja, con la que tenía una orden de alejamiento, y, tras una discusión, la asfixió.

El homicida confeso tenía antecedentes policiales por malos tratos y desde esta mañana una orden de búsqueda y captura emitida por la Policía en Castellón. En breve, posiblemente mañana, pasará a disposición judicial.

CONCENTRACIÓN MAÑANA EN CASTELLÓN

Sobre la pareja de la víctima pesada una orden de alejamiento desde hace aproximadamente un mes, puesto que, según confirmaron personas del entorno de la víctima, la mujer presentó una denuncia ante la Policía Nacional por supuestos malos tratos. Sin embargo, algunos vecinos señalaron que la orden era incumplida por ambos, ya que seguían viviendo juntos y continuamente se producían discusiones entre ellos.

La Subdelegación del Gobierno en Castellón ha convocado una concentración mañana, a las 12.00 horas, en la que se guardarán cinco minutos de silencio en señal de repulsa ante esta muerte, así como en muestra de solidaridad con la familia de la fallecida.

Familiares de la víctima avisaron esta mañana del hallazgo del cadáver de la mujer, de 36 años, en el número 13 de la calle Peñagolosa de Castellón. El fallecimiento se produjo por asfixia y se presume que el presunto autor de la muerte es su compañero sentimental, un ciudadano salvadoreño y nacionalizado que todavía no ha sido detenido.