Sevilla.- Sucesos.- La última pareja del autor confeso de la muerte de Marta no logra superar el 'shock', según su madre

CAMAS (SEVILLA), 17 (EUROPA PRESS) La menor de 14 años vecina de Camas (Sevilla) que compartía su vida con el autor confeso de la muerte de Marta del Castillo cuando éste habría cometido el crimen no consigue superar totalmente el 'shock' derivado del conocimiento de los hechos, según dijo a Europa Press su propia madre relatando que la chica "recae" anímicamente apenas se recupera de las emociones vividas en los últimos días. Soledad, madre de esta menor de 14 años de edad que había acogido a Miguel C.D. en su propio domicilio de la calle Camino del Monte, en Camas, explicó que tras haber prestado declaración ante la Policía Nacional, todos los miembros de esta familia, incluyendo su cónyuge y sus hijas, intentan recuperar la normalidad en el domicilio en el que durante algunos meses residió Miguel C.D. como pareja sentimental del supuesto autor del crimen. Esta mujer explicó que ella misma expulsó a Miguel C.D. de su hogar el 8 de febrero porque dudaba en cuanto a su "culpabilidad" o inocencia en cuanto a la desaparición de la joven sevillana Marta del Castillo, ex novia del joven que residía en esta vivienda de Camas tras haber iniciado una relación con la hija de Soledad. "Le eché el 8 de febrero porque veía que esto estaba muy mal. No sabía si era culpable o inocente". En ese sentido, desgranó cómo la Policía Nacional registró su hogar de Camas e intervino cuatro ordenadores y prendas y objetos personales de Miguel C.D. cuando éste aún no había sido detenido, insistiendo en que los agentes se hicieron en poder de la ropa "que Miguel llevaba aquel día", en alusión a la jornada en la que se habría cometido el crimen. "Hemos tenido un asesino en casa", lamentó Soledad reconociendo que, de todas formas, Miguel "nunca" mostró una actitud violenta hacia su hija o hacia alguno de los miembros de la familia, porque pese a que se trataba de un joven "muy celoso" que no soportaba que su pareja conversara con "otros amigos", "era muy cariñoso con ella". "No había dado síntomas de agresividad", aseguraba la madre de la última pareja sentimental de Miguel C.D. Sobre el papel de los miembros de esta familia en los hechos, explicó que no pesa cargo alguno sobre ninguno de ellos, porque "no teníamos ni idea de nada" y, de hecho, cuando sobre las 22.50 horas del 24 de enero Miguel C.D. regresó a la vivienda de Camas tras supuestamente haber arrojado el cadáver de Marta del Castillo a las aguas del río Guadalquivir "no mostraba nada de nada. Parecía normal". En ese sentido, explicó que su hija Rocío, de 14 años, está sujeta a un tratamiento "de calmantes" para recuperarse de la conmoción sufrida en los últimos días con el arresto de Miguel C.D., su confesión en cuanto a la muerte de Marta del Castillo y la desaparición del cuerpo y las posteriores detenciones del hermano de Miguel, su amigo Samuel B.P. y un menor de 15 años de edad. "Cada vez que se recupera un poco, vuelve a recaer", lamentó señalando que la familia intenta superar el caso "como podemos".