Trib.-La defensa del menor detenido por la muerte de su tía y la agresión a su abuela apunta un posible brote psicótico

OVIEDO, 11 (EUROPA PRESS) La abogada Ana García Boto, que se encarga de la defensa del menor de 17 años detenido ayer en Oviedo por la muerte de su tía y la agresión a su abuela, dijo hoy que la familia no se explica los motivos que llevaron al adolescente a cometer la agresión y planteó la sospecha de un posible brote psicótico. El joven se encuentra desde esta tarde en el centro de internamiento de Sograndio en régimen cerrado a la espera de que la fiscalía continue la investigación y se celebre el juicio. La abogada aseguró, en declaraciones a los medios de comunicación, que el menor pudo sufrir un "proceso mental incomprensible como un brote psicótico porque no existía ninguna razón para que hiciera esto". Según García Boto, el menor tenía una buena relación con su familia y negó que pudiese existir algún móvil económico. "Ni familiar ni personalmente existe ningún motivo; no hay alcohol, no hay drogas ni rencillas", comentó la abogada quien añadió que "era una familia tranquila y feliz" El adolescente fue examinado hoy, antes de pasar a disposición judicial, por el equipo de psicólogos de la fiscalía. El menor se enfrenta a acusaciones por un delito de homicidio y otro en grado de tentativa. El fiscal de Menores Jorge Fernández Caldevilla aseguró hoy en declaraciones a TPA recogidas por Europa Press que "la ley prevé para menores de edad unas medidas bastantes severas en tratamiento de régimen cerrado hasta un máximo de ocho años, seguido de cinco años más de libertad vigilada". El menor llamó a mediodía de ayer a la policía alertándola de que había matado a sus abuelos en la vivienda de la calle Félix Aramburu de Oviedo. Cuando los agentes llegaron al edificio se encontraron a la tía del menor María Isabel U. U. en el rellano de la escalera agonizando con heridas de arma blanca y un piso más arriba al joven ensangrentado con un cuchillo en la mano. La abuela del menor se encontraba en la vivienda sentada en un sofá con heridas en manos y brazos. La mujer recibió hoy el alta médica. La fallecida será incinerada mañana en el tanatorio del Salvador.