Un centenar de mujeres alzan su voz en repulsa por el último caso de violencia de género ocurrido en Tenerife

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 (EUROPA PRESS)

Un centenar de mujeres se han concentrado esta tarde en la plaza de la Candelaria, en Santa Cruz de Tenerife, para condenar el último caso de violencia de género ocurrido en Tenerife, que se saldó con la muerte el pasado miércoles de una mujer a manos de su ex pareja en el municipio de Tacoronte.

La portavoz del Foro contra la violencia de género, Elena Acosta, fue la encargada de leer un manifiesto en repulsa por los hechos ocurridos, recordando que hace poco más de una semana se volvían a concentrar en este mismo lugar para condenar el asesinato de otra mujer en la comarca tinerfeña de Guía de Isora.

Acosta incidió en que "una vez más" se ha manifestado "la terrible violencia que se ejerce contra las mujeres, que está vinculada a la situación histórica de desigualdad y opresión que vivimos por el mero hecho de ser mujeres", para añadir que "quien se ensaña de una forma tan brutal y cruel con su víctima, es porque se cree con derecho de hacerlo, ya que las creencias sexistas, entre otras, que tienen interiorizadas en su pensamiento, le legitiman para ello".

"Queremos decir basta ya a la violencia de género, basta ya a la pasividad y ligereza con que la sociedad afronta la violencia contra las mujeres, porque este mal constituye un atentado contra el derecho a la vida, la seguridad, la libertad, la dignidad y la integridad física, psíquica y sexual de las mujeres, y porque la consideramos un atentado contra los valores que se propugnan desde un Estado democrático y de derecho", recalcó la portavoz del Foro.

Por todo ello, las presentes reclamaron al Gobierno canario, al Estado y al Poder Judicial que profundicen en las medidas para combatir la violencia de género, ya que consideraron que sigue siendo "urgente" tomar medidas "serias, eficaces y efectivas de prevención de la violencia machista", para evitar que "este tipo de modelos de relaciones de poder y de dominación de los hombres sobre las mujeres se siga reproduciendo".

Finalmente, reclamaron que se incrementen y mejoren los recursos para la protección de las víctimas, a fin de salvaguardar sus vidas cuando éstas peligran o cuando se encuentran desaparecidas.