Unas 200 personas se concentran en Albox en protesta por la última víctima de la violencia de género

ALBOX (ALMERÍA), 21 (EUROPA PRESS)

En torno a unas 200 personas se concentraron hoy frente al Ayuntamiento de Albox (Almería) durante cinco minutos a partir de las 12,00 horas donde guardaron silencio en un acto de protesta por la muerte de una mujer, María C.R., de 42 años, supuestamente a manos de su marido, identificado como Francisco Agustín G.T., de 49 años, por las heridas que le ocasionó con arma blanca durante la tarde de ayer en el domicilio conyugal.

Durante el acto, que se mantuvo con las banderas del Consistorio albojense a media asta y con crespones negros, participaron los miembros de la familia de la víctima, quienes, por otra parte, esperan la llegada del cuerpo de la fallecida para realizar su velatorio después de que ayer fuera trasladado a la capital.

Hasta la concentración se desplazaron, además de los familiares, las compañeras de trabajo de la víctima, las cuales lucían en su mayoría sobre sus camisas un lazo de color negro como muestra de dolor.

El acto, que estuvo presidido por el alcalde de Albox, José García Navarro (PSOE) fue secundado también por todos los miembros de la corporación municipal con los que la víctima mantenía cierto contacto, especialmente con el Área de Bienestar Social, debido a su trabajo en ayuda a domicilio para la dependencia.

Fuentes de la Comandancia indicaron a Europa Press que dos personas cercanas a la pareja, concretamente, familiares del autor del suceso, se acercaron al puesto de la Guardia Civil en Albox durante la tarde de ayer y comunicaron a los agentes que habían recibido una llamada del presunto autor de los hechos quien les dijo que "había cometido una locura".

Una vez que se había dado parte, los agentes se desplazaron hasta el domicilio de la pareja donde yacía el cuerpo sin vida de la mujer, cuyo esposo, quien se declaró autor confeso del crimen, permanecía a su lado con restos y manchas de sangre.

Los efectivos sanitarios se desplazaron hasta el lugar del siniestro aunque la mujer, quien murió en su domicilio de la avenida Lepanto número 18, ya carecía de signos de vida, por lo que no pudo ser intervenida.

Fuentes cercanas a la pareja indicaron a Europa Press que el matrimonio, con dos hijas de 13 y 20 años de edad, no habían mostrado anteriormente conflicto de violencia de género en el ámbito familiar, por lo que no existían denuncias previas por malos tratos así como tampoco ningún tipo de orden de alejamiento. No obstante, la pareja se encontraba en trámites de separación.