Unas 300 personas se concentran en Pamplona para pedir justicia por la muerte de la joven Nagore Laffage

PAMPLONA, 25 (EUROPA PRESS)

Unas 300 personas se concentraron este mediodía en la Plaza del Vínculo de Pamplona en recuerdo de Nagore Laffage, la joven irundarra asesinada el 7 de julio del año pasado. La madre Nagore, Asunción Casasola, pidió que se haga justicia y que el presunto asesino cumpla una pena de 20 años de cárcel.

La concentración se inició a las 12 horas en la Plaza del Vínculo tras una pancarta que decía 'Por tu ausencia, Nagore, zure oroimenez' y se prolongó durante un cuarto de hora. Entre los asistentes se encontraban la consejera de Asuntos Sociales del Gobierno de Navarra, Maribel García Malo, así como el secretario general del PSN, Roberto Jiménez.

Frente a la pancarta se colocó una retrato de Nagore Laffage y durante el acto silencioso, los asistentes, muchos de los cuales vestían camisetas con la cara de la joven, fueron colocando velas y flores junto a la fotografía.

Al finalizar la concentración, Asunción Casasola se dirigió a los asistentes para agradecer el apoyo que están recibiendo y pidió que el presunto asesino pague una pena de 20 años de cárcel. "Mató a nuestra hija por nada, por decir que no, y nadie puede morir en el siglo XXI por negarse a algo, tiene que pagar", dijo.

Casasola se mostró posteriormente, en declaraciones a los medios, "contenta" con la acogida que están teniendo tanto en Irún como en Pamplona y manifestó sentirse apoyada. Afirmó que se enfrenta al juicio, que según dijo podría celebrarse en septiembre, con "la esperanza de que haya justicia".

Manifestó que el presunto asesino "no estaba loco" y que, por tanto, "no se puede salir de rositas por ser una persona importante". "No puede ser que en esta sociedad haya diferencias en clases. Él mató a mi hija y tiene que pagar por ello", dijo, para exponer que "aunque pague 20 años siempre va a estar mejor que mi hija, porque él saldrá y mi hija desde el 7 de julio está abajo".

La consejera de Asuntos Sociales, por su parte, acudió a la concentración para rechazar a la violencia machista, apoyar a la madre de Nagore Laffage y exigir un juicio justo, "que se ponga de manifiesto que ha sido un acto de violencia de género", indicó.

García Malo mostró su "rechazo a cualquier actuación de violencia machista aquí y en cualquier lugar del mundo porque es fundamental que la sociedad tome conciencia de que solo convencidos de que no podemos tolerar esto vamos a acabar con ello".