La infanta Cristina reconoce el "valor social en activo" del cuidador familiar al que "hay que ofrecerle información"

LOGROÑO, 20 (EUROPA PRESS)

La infanta Cristina reconoció hoy el "valor social en activo" del cuidador familiar al que hay que "cuidar y ofrecer información". Para ello, la Fundación 'la Caixa', de la que es directora del Área Social, ha desarrollado el programa 'Un cuidador. Dos vidas', que pretende "mejorar la calidad de vida de los cuidadores no profesionales de las personas dependientes".

Doña Cristina ofreció una comparecencia de prensa, acompañada del presidente del Gobierno riojano, Pedro Sanz, la consejera de Servicios Sociales, Sagrario Loza, y del director ejecutivo territorial Norte de 'la Caixa', Juan José Muguruza. Antes de ello, la infanta fue recibida por el jefe del Ejecutivo riojano en el Palacio de Gobierno regional.

En la rueda de prensa, la infanta Cristina apuntó que "más de 2,5 millones de ciudadanos tienen a su cargo a una persona en situación de dependencia, de los que el 85 por ciento son familiares, en su mayoría mujeres". "De éstos, un 40 por ciento no reciben ayuda, ni colaboración de ninguna otra persona", algo que pretende paliar el programa de la entidad financiera.

Recordó que el Gobierno de La Rioja también avanza en la línea de reconocer al cuidador familiar. Algo que se ha evidenciado en el convenio entre 'la Caixa' y el Ejecutivo riojano que "ha permitido impulsar, de forma conjunta, el programa de apoyo al cuidador familiar de personas con dependencia".

La iniciativa denominada 'Un cuidador. Dos vidas', pretende "reforzar la actuación en el ámbito de los cuidadores familiares, facilitándoles aquellas herramientas que les permitan mejorar su calidad de vida, y desarrollar su labor de una manera eficaz, previniendo el desgaste que su tarea conlleva".

MERMA FÍSICA Y PSIQUICA

La infanta Cristina indicó que el programa se dirige a un colectivo "muy determinado", en el que el 85 por ciento del mismo "son mujeres de más de 50 años, de las que más de la mitad ven mermada su salud física y psíquica a consecuencia de su generosa entrega hacia quienes tienen dependencia".

'Un cuidador. Dos vidas' persigue "reconocer y valorar el papel de los cuidadores familiares; acompañar al cuidador familiar, facilitándole la información que le sirva de ayuda en su labor diaria, proporcionándole pautas y consejos para cuidarse y cuidar mejor; y contribuir a mejorar la calidad de vida de los cuidadores familiares, de los dependientes y de sus familias".

El programa, señaló doña Cristina tiene tres ejes, el primero un kit de apoyo gratuito que información para el cuidado y auto cuidado del cuidador familiar y del dependiente. Se han editado 1.500 para poder distribuirlo entre los interesados.

El segundo eje, son unos talleres que se realizan en colaboración con 16 Administraciones Públicas y 400 asociaciones, por los que han pasado cerca de 5.000 cuidadores, mientras que el tercero es un servicio de atención telefónica que informa sobre el programa, los recursos de las Administraciones y le da apoyo emocional.

POTENCIAR LO SOCIAL

Por su parte, Sanz destacó que se trata de una colaboración "positiva" con el Gobierno de La Rioja, al tiempo que reiteró su "defensa clara de apoyar a quienes tienen mayores dificultades, todo ello buscando la normalización".

El presidente riojano afirmó que "hay que potenciar lo social", al tiempo que recordó un convenio, firmado con 'la Caixa' en 1998, que permitió acercar las nuevas tecnologías a los hogares de la tercera edad.

La presencia de la infanta Cristina en la comunidad, indicó que era un "orgullo" y a la vez "acerca a la Corona con los riojanos y riojanas.

Por su parte, Muguruza destacó que el programa forma parte de un convenio marco suscrito el año pasado con el Gobierno de La Rioja. Fruto del mismo, la Obra Social de 'la Caixa' invertirá cerca de cuatro millones de euros en la región.

Una cantidad que permitirá poner en marcha diferentes programas sociales, culturales y medioambientales, a través de 400 actividades, en las que participarán unos 150.000 personas.