Un testigo asegura que el adolescente que mató a 15 personas en Alemania lo hizo "por diversión"

BERLÍN, 19 (EUROPA PRESS) El adolescente que atacó su antiguo colegio en el suroeste de Alemania y mató a 15 personas la semana pasada dijo que lo hizo "por diversión", según aseguró un hombre al que el agresor obligó a trasladar en su coche tras la matanza en la escuela. Tim Kretschmer, quien se suicidó tras verse acorralado por la Policía, también hablaba de atacar otro colegio cuando secuestró a punta de pistola el coche de Igor Wolf, de 41 años, explicó este testigo a la revista alemana 'Stern'. Kretschmer, de 17 años, entró en su antiguo colegio y allí mató a tiros a nueve estudiantes, ocho chicas y un chico, y a tres profesores, tras lo cual, en su huida, asesinó a un hombre que pasaba por la zona. Después, paró el coche de Wolf y le obligó a llevarle a una localidad situada a 40 kilómetros, donde mató a otras dos personas y luego se suicidó. Wolf consiguió escapar ileso. Este testigo afirma que el adolescente se sentó en el asiento trasero de su coche tras huir de la escuela, le apuntó con el arma en la cabeza y le obligó a conducir a gran velocidad, según cuenta el testigo. El joven le contó que había matado a gente en su antiguo colegio, tras lo cual Wolf se atrevió a preguntarle por qué. "Por diversión, porque es divertido", señaló Kretschmer, según el testimonio del testigo. Entonces, el adolescente pregunó a Wolf: "¿Crees que podemos encontrar otro colegio?", por lo que el testigo trató de distraerle cambiando de conversación y evitar que pudiera haber otra matanza. "Se estaba preparando para el próximo tiroteo", señaló Wolf. En un primer momento, el conductor consideró intentar escapar del coche cuando se paró en un semáforo en rojo, pero vio a varias mujeres con bebés y se quitó la idea de la cabeza. "Habría empezado a disparar inmediatamente", añadió.