MADRID. UNA VEINTENA DE PARLAMENTARIOS PIDE ENTRAR EN EL CIE ARROPADOS POR CENTENARES DE MANIFESTANTES

MADRID|
- Organizaciones como SOS Racismo y Sin Papeles Madrid solicitan visitar a los internos. Una veintena de parlamentarios y decenas de cargos municipales y autonómicos se concentraron este miércoles frente al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche con el objetivo de entrar en la institución, donde anoche se amotinaron cerca de 40 internos. Les acompañaron centenares de manifestantes y ONG como SOS Racismo y Sin Papeles Madrid.La Avenida de los Poblados, donde se ubica el CIE de Aluche, se fue llenando progresivamente de manifestantes a partir de las 18.00 horas, donde ya les esperaban representantes de algunas ONG como SOS Racismo o la portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero. Más tarde llegarían Íñigo Errejón, Rita Maestre y Ramón Espinar.Montero fue la primera en solicitar entrar al CIE, petición que trasladó al jefe del operativo policial instalado a las puertas del centro que, pese a identificarse como parlamentaria, fue informada de que sería imposible reunirse con el director del centro, con quien pidió entrevistarse.Todo ello entre gritos de los manifestantes y consignas como “libertad, libertad a los presos por migrar” o “ningún ser humano es ilegal”. También se vieron pancartas con el lema “libertad a los detenidos”, que fueron colgadas frente al centro.“Nos interesa saber qué ha pasado porque no tenemos información veraz”, se quejó Irene Montero en declaraciones a los medios de comunicación. Ramón Espinar, senador de Podemos, declaró en mitad del chaparrón que lo que pasó ayer “no fue ningún motín” sino “una llamada de socorro” de personas a las que no se respetan sus “derechos humanos”.SILBIDOS Y TOALLAS COLGADAS DE LAS VENTANASLos internos se percataron del bullicio del exterior y comenzaron a silbar y a colgar toallas de sus ventanas, tapadas éstas por una cubierta metálica que les impide ver más allá de sus habitaciones. En algunos momentos se llegaron a intercambiar silbidos entre los que se encontraban en la calle y los que permanecían en el interior.La Policía Municipal tuvo que cortar un carril al tráfico para evitar situaciones peligrosas, mientras los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) cercaban la entrada al CIE y montaban un cordón alrededor de la concentración.Hasta allí se desplazaron incluso antiguos compañeros internos, como Wilson, que salió de allí hace unos seis años y que decidió acercarse en cuanto conoció las primeras informaciones sobre el motín. Tampoco la lluvia pudo dispersar a los manifestantes, que pasadas las dos horas seguían pronunciando sus consignas y enviando mensajes de apoyo a los inmigrantes. También acudieron cargos del Ayuntamiento de Madrid, como la portavoz municipal, Rita Maestre, o la concejala del distrito, Esther Gómez, como ya hizo Javier Barbero la pasada noche.“Llevamos desde ayer, a las 21.00 horas, aquí para tratar de entrar”, denunció Maestre. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ya informó este miércoles por la mañana de la intención del Consistorio de visitar las instalaciones del CIE y certificar que los internos reciben un trato adecuado y se encuentran en buenas condiciones.SOS Racismo informó a Servimedia de que, tras negociar con la Policía Nacional, podrá entrar un representante de la organización una vez se haya disuelto la concentración.