La crisis puede provocar un retroceso en los derechos de las mujeres según CLADEM

  • Alcalá de Henares (Madrid), 31 mar (EFE).- La crisis puede provocar un "retroceso" en los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres en Latinoamérica, en los que "se ha avanzado, pero queda mucho por hacer", según las representantes del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM).

El Rey Juan Carlos aboga por erradicar la violencia contra la mujer

El Rey Juan Carlos aboga por erradicar la violencia contra la mujer

Alcalá de Henares (Madrid), 31 mar (EFE).- La crisis puede provocar un "retroceso" en los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres en Latinoamérica, en los que "se ha avanzado, pero queda mucho por hacer", según las representantes del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM).

Esa organización recibió hoy en la Universidad de Alcalá de Henares el III Premio de Derechos Humanos Rey de España por sus veinte años de labor.

En una entrevista con la Agencia EFE, la coordinadora regional de CLADEM, Norma Enríquez, y la directora ejecutiva, Mónica de las Casas, agradecieron la concesión del galardón que, a su juicio, supone un reconocimiento por su "lucha" en favor de los derechos humanos de las mujeres latinoamericanas.

Pese a los cambios que se han producido en el último medio siglo, las representantes de CLADEM aseguraron que en América Latina, "y más en la situación actual de crisis, hay un retroceso en las políticas sociales".

"Con este empobrecimiento, con esta crisis económica, pensamos que va a haber un retroceso en la situación de las mujeres", dijo Enríquez, quien expresó su preocupación por esa regresión que "ya se comienza a ver" de los derechos económicos, sociales y culturales.

A su juicio, ese "retroceso" tiene que ver, además de con la crisis, con el "privilegio que hacen los gobernantes de unos temas frente a otros."

Aunque Enríquez y De las Casas reconocen que hay "carencias" en toda la región, aseguran que en los países donde existen gobiernos "menos democráticos" esos derechos de las mujeres, y también de la ciudadanía en general, "se ven duramente vulnerados".

CLADEM considera que el "retroceso" es mayor en Centroamérica, en tanto que los países que han logrado mayores avances son los del Cono Sur.

Coincide que estos países que están en mejores condiciones tienen unos "niveles de educación más altos" y han llevado a cabo una "lucha grande por la democracia", afirman.

"Quizá porque Chile, Argentina y Uruguay salieron de dictaduras tan crueles, que lesionaron tanto a la población, han conmocionado la conciencia pública para exigir las garantías", asegura Enríquez, que suma Brasil a estos países que están avanzando.

Pese a los progresos y al hecho de que observan cambios a mejor en las nuevas generaciones, las representantes de esta organización creen que hay que mantenerse "vigilantes" ya que, afirman, "echar hacia atrás una cultura patriarcal de siglos no ha sido fácil, pero hacer que se consolide es todavía trabajo de generaciones".

En este sentido, Enríquez opina que se ha avanzado mucho en el reconocimiento de los derechos civiles y políticos, pero menos en los "derechos sexuales y reproductivos de las mujeres" y en los económicos, sociales y culturales.

Considera que no es fácil luchar por los derechos de las mujeres en América Latina, porque la sociedad todavía "no se ha sensibilizado con que la violación de los derechos humanos no es algo que compete solo a las mujeres, sino que es un problema de la sociedad", y porque algunos gobiernos creen que el papel de los defensores de esos derechos es "sospechoso".

"Nos ven como enemigos del Estado", añade Enríquez, quien puso como ejemplo a Colombia como el país donde "más se asesinan, persiguen y exilian defensores de los derechos humanos".

Por este motivo, ambas representantes de CLADEM creen que el Premio de Derechos Humanos Rey de España 2008 es tan importante, "porque implica la legitimidad que nos confieren espacios democráticos al trabajo que realizamos en toda la región", afirmaron.

Por Belén Anca López