El Ejército colombiano intercepta cuatro toneladas de explosivos de las FARC

  • Bogotá, 7 mar (EFE).- El Ejército colombiano se incautó hoy de cuatro toneladas de explosivos de propiedad de las FARC en una zona boscosa y montañosa del departamento del Valle del Cauca (suroeste), informó a Efe una alta fuente militar.

Bogotá, 7 mar (EFE).- El Ejército colombiano se incautó hoy de cuatro toneladas de explosivos de propiedad de las FARC en una zona boscosa y montañosa del departamento del Valle del Cauca (suroeste), informó a Efe una alta fuente militar.

El general Justo Eliseo Peña, comandante de la III División del Ejército, precisó que los explosivos incautados están compuestos por la sustancia "R-1", especial para preparar este tipo de artefactos, y que fue hallada "gracias a informantes y a actividades de inteligencia".

Las cuatro toneladas de explosivos fueron encontradas en un paraje del sector Sabaletas, entre la localidad de Buga y el puerto de Buenaventura, a unos 500 kilómetros al suroeste de Bogotá.

La sustancia era transportada en nueve bidones que "fueron abandonados por los bandidos", al parecer "miembros de la 'Cuadrilla Libardo García'" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que actúa en esa región.

El general Peña explicó a Efe telefónicamente, desde el área del hallazgo y en el marco de la llamada "Operación Martillo", que las tropas fueron desplegadas para "verificar la información de inteligencia".

"Los bandidos se dieron cuenta, trataron de ocultarlos (los explosivos) y prefirieron abandonarlos", ante la presencia de las tropas, pues fue "un operativo infranqueable", agregó el alto oficial.

En las operaciones no se registraron detenciones, pero las mismas prosiguen en esa región del departamento del Valle del Cauca, puntualizó el general Peña, quien no descartó que los explosivos hayan llegado clandestinamente al puerto de Buenaventura desde el exterior.

El hallazgo del nuevo alijo de explosivos se registró apenas unas horas después de que murieron cinco militares y ocho mas resultaron heridos en un campo minado en el departamento del Meta (centro).

La explosión se produjo en la zona rural de Vista Hermosa (200 kilómetros al sur de Bogotá), donde los militares habían localizado un escondite de armas de las FARC.

Precisó que en el hecho murieron un teniente, un suboficial y tres soldados que se encontraban en el sitio Caño Cabra, de una zona considerada "el corazón estratégico de las FARC".