Hallan octavo cadáver de un octavo indígena colombiano awá asesinado por las FARC

  • Bogotá, 31 mar (EFE).- El cadáver de un octavo indígena colombiano awá asesinado por las FARC en febrero fue hallado en un paraje remoto y selvático del suroeste del país por una partida de miembros de esta etnia, que anteriormente había localizado otros siete cuerpos, informaron hoy fuentes de los nativos.

Hallan octavo cadáver de un octavo indígena colombiano awá asesinado por las FARC

Hallan octavo cadáver de un octavo indígena colombiano awá asesinado por las FARC

Bogotá, 31 mar (EFE).- El cadáver de un octavo indígena colombiano awá asesinado por las FARC en febrero fue hallado en un paraje remoto y selvático del suroeste del país por una partida de miembros de esta etnia, que anteriormente había localizado otros siete cuerpos, informaron hoy fuentes de los nativos.

Portavoces de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) y de la Unidad Indígena del Pueblo Awá (Unipa) precisaron que el hallazgo del cuerpo se registró el lunes en un paraje de difícil acceso y perteneciente al resguardo Tortugaña-Telembí, en el municipio de Barbacoas, a unos 700 kilómetros de Bogotá.

La víctima, que fue identificada como el aborigen Óscar Nastacuás, fue hallada por una partida de más de 60 awás que se introdujo el pasado 23 de marzo en la selva para recuperar los cadáveres de sus compañeros asesinados.

"Óscar fue encontrado en el sitio donde ocurrió la masacre: Vereda El Bravo, quebrada El Hojal. Con él ya el número de cuerpos encontrados suman ocho", dijeron las fuentes en un comunicado.

La partida, que el pasado viernes encontró los tres primeros cuerpos y el sábado cuatro más, anunció que ya va a regresar a un resguardo del que partió el pasado 23 de marzo.

El grupo buscaba a un total de 17 sus compañeros desaparecidos desde los primeros días de febrero y entre los que había dos mujeres embarazadas.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) admitieron en un comunicado público el pasado 17 de febrero, haber ejecutado a ocho de los indígenas, a los que acusó de colaborar con el Ejército.

Tanto la Onic como la Unipa anunciaron que regresaban hoy y pidieron al Gobierno y al Ejército que "se abstengan de realizar cualquier acción que ponga en riesgo la vida e integridad de las personas que conforman esta 'minga (reunión de amigos y vecinos para hacer algún trabajo comunitario) humanitaria' o que perturbe su retorno".

Asimismo, solicitaron "a la Cruz Roja nacional e internacional que facilite los medios para evacuar enfermos o si se presenta alguna emergencia durante el viaje de regreso" hacia Barbacoas.