Ocho heridos al estallar un explosivo en un supermercado de un pueblo colombiano

  • Bogotá, 28 mar (EFE).- Al menos ocho personas resultaron heridas hoy al estallar un artefacto explosivo abandonado en un supermercado en Apartadó, población de la zona bananera del departamento colombiano de Antioquia, informaron las autoridades locales.

Ocho heridos al estallar un explosivo en un supermercado de un pueblo colombiano

Ocho heridos al estallar un explosivo en un supermercado de un pueblo colombiano

Bogotá, 28 mar (EFE).- Al menos ocho personas resultaron heridas hoy al estallar un artefacto explosivo abandonado en un supermercado en Apartadó, población de la zona bananera del departamento colombiano de Antioquia, informaron las autoridades locales.

El alcalde de Apartadó, Osvaldo Cuadrado, declaró a los periodistas que el explosivo al parecer fue colocado en los casilleros del negocio por milicianos aliados con la guerrilla de las Fueras Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En la explosión ocurrida en el supermercado "Las Ibañez", ubicado en el área céntrica del municipio de la zona del Urabá antioqueño, resultó herida una mujer embarazada, que fue trasladada con otros tres lesionados al hospital local, mientras que las restantes víctimas fueron declaradas fuera de peligro.

Cuadrado indicó que al parecer los blancos del atentado eran originalmente una dependencia municipal y una oficina de la Cámara de Comercio.

De inmediato el general Óscar Naranjo, director de la Policía Nacional, anunció una recompensa del equivalente a 4.000 dólares para quien facilite la captura de los autores del atentado y precisó que al parecer el hecho se ejecutó por no pagar una extorsión.

Las FARC realizaron varias acciones esta semana para conmemorar el aniversario de la muerte de su fundador y jefe durante cuatro décadas, Pedro Antonio Marín, más conocido como "Manuel Marulanda Vélez" o "Tirofijo".

Entre los hechos más graves figuran un ataque contra militares en el Guaviare (sur) en el que murieron cuatro uniformados y otro en Bolívar (norte), que se cobró la vida de tres policías.