ASPAYM critica que el concejal de Autonomía Personal no recurra a la ayuda a domicilio para su asistencia

Denuncian que dispone de una persona de asistencia en lugar de pedir la asistencia con la Ley de Discapacidad "como hacemos todos"

SANTANDER, 3 (EUROPA PRESS)

Aspaym, la Asociación de Lesionados Medulares y Discapacitados Físicos de Cantabria, critica que el concejal de Autonomía Personal del Ayuntamiento de Santander, Roberto del Pozo, no recurra a la ayuda a domicilio para la asistencia por la discapacidad que padece y que le obliga a desplazarse en silla de ruedas.

En un comunicado, este colectivo de ayuda a personas con discapacidad considera un "agravio comparativo" y una "muestra de desigualdad" que el citado edil disponga para su asistencia de una persona que le atiende incluso los fines de semana.

Se trata de un extremo que Aspaym asegura conocer de boca del propio Del Pozo. "Nos parece una exageración que se le haya asignado esa persona, que se la pagará de las arcas municipales del Ayuntamiento de Santander, cuando podría pagarlo de su sueldo y dar ejemplo de esta forma", afirmaron.

La asociación consideró "correcto" que el concejal de Autonomía Personal cobre "lo que esté fijado por ley", pero rechazó que a esas cantidades, "ya muy superiores a lo que percibe la media de discapacitados", se le puedan añadir otras cifras adicionales, en forma de prestación para su apoyo.

Para Aspaym, Roberto del Pozo "se ha aprovechado de la situación", ya que "pudo y debió" acudir a los cauces legalmente previsto para solicitar el amparo de la Ley de Discapacidad y tramitar así su solicitud de ayuda a domicilio, "tal y como todos hacemos, ni más ni menos, exactamente con las mismas dificultades".

Esto hubiera sido "predicar con el ejemplo", a juicio de la asociación de ayuda a personas con discapacidad. "La igualdad que tanto pregonamos en nuestro colectivo hay que demostrarla con hechos", remacharon.

BALANCE DE LA GESTIÓN

Aspaym realizó estas consideraciones en un balance efectuado por este departamento de nueva creación durante el tiempo que ha pasado de legislatura municipal, y del que destacó que es un "dato objetivo incuestionable" que desde la llegada de Del Pozo, las mejoras en accesibilidad y eliminación de barreras son "notables".

La entidad consideró que dado que el concejal de Autonomía Personal es una persona con discapacidad que se desplaza valiéndose de una silla de ruedas "es inevitable pensar" que tanga una "especial sensibilidad" hacia este colectivo.

Así, valoraron que esta Concejalía haya aprobado un Plan de Accesibilidad para la zona de la Avenida de los Castros, General Dávila y la Bajada del Caleruco, aunque cuestionaron "por qué se ha dado prioridad" a estas calles que "tienen unas pendientes tan elevadas que las convierten en casi intransitables para que pueda deambular por ellas una persona en silla de ruedas".

También tildaron de "exagerados" lo honorarios que ha percibido el arquitecto redactor del proyecto, que ha cobrado la "desorbitada" cantidad de 114.192 euros con las que "daría para realizar un estudio de medio Santander".

Con esa cifra, aseguraron, se podrían haber financiado propuestas como la accesibilidad de la playa en El Sardinero, la instalación de baños públicos adaptados y las ayudas técnicas a sillas ruedas eléctricas o al alquiler, al igual que las de bicicletas, propuestas que Aspaym ha traslado tanto a Del Pozo como al alcalde, Íñigo de la Serna.

Finalmente, valoraron el proyecto de ordenanza municipal de accesibilidad que "sólo podemos aplaudir", aunque matizaron que hay "determinadas materias" en la que es "poco ambicioso" por marcar "sólo como recomendable lo que debería ser de obligado cumplimiento".

"No obstante, no deja de ser un impulso y un avance que saludamos con esperanza, aunque, francamente, creemos que se queda bastante corto", afirmaron.