Ayuntamiento de Valladolid incluye como sanción muy grave la utilización de menores y discapacitados para la mendicidad

VALLADOLID, 29 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Valladolid aprobó hoy en la Junta de Gobierno Local la modificación de varios artículos de la Ordenanza de Protección de la Convivencia Ciudadana que, entre otros aspectos, incluye como infracciones graves la práctica de la mendicidad en vías y espacios públicos mediante "medidas coactivas" o impidiendo el "libre tránsito de los ciudadanos"; y como "muy grave" la utilización en este sentido de menores o discapacitados.

El acuerdo de la Junta de Gobierno, que se reunió en la mañana de hoy con la presidencia del alcalde, Francisco Javier León de la Riva, hace referencia también a modificaciones en la organización de actos públicos y la responsabilidad. Según fuentes municipales, los cambios responden a sentencias de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ.

En cuanto a la mendicidad destaca la inclusión de la mendicidad entre las infracciones estipuladas en la Ordenanza de Convivencia Ciudadana. De este modo, entre las muy graves figura la utilización de menores o discapacitados como reclamo o acompañantes. En el apartado de las graves se refleja como sancionable la "práctica de la mendicidad en vías y espacios públicos mediante actuaciones coactivas o de acoso que impidan el libre tránsito de los ciudadanos".

Dentro de la mendicidad, la modificación incluye multitud de formatos que, a partir de esta publicación, quedarán prohibidos en Valladolid. El texto incide en que se prohíbe pedir dinero de "cualquier forma" en las vías y espacios públicos y, en este sentido, los agentes informarán a quienes ejercen la mendicidad en lugares de tránsito las dependencias y centros asistenciales a los que pueden acudir.

Además, se prohíbe interrumpir el "normal tránsito" de personas y vehículos para pedir dinero y también el ofrecimiento a las personas que se encuentren en el interior de vehículos de servicios como la limpieza de cristales o la venta de cualquier objeto.

El nuevo texto incide en que los agentes de la autoridad advertirán a los infractores y, en caso de resistencia, podrán ser desalojados del lugar y que responderán al "principio de proporcionalidad". Así, se requerirán las identificaciones a las personas que ejerzan la mendicidad y de no contar con ella podrán ser llevados a dependencias policiales.

Por otra parte, se han incluido por primera vez como infracciones la venta y la reparación de vehículos en la calle. De este modo, se prohíben los actos comerciales como la exposición de vehículos en el exterior de talleres y concesionarios, si bien no se perseguirá el anuncio de particulares en sus propios coches.

Del mismo modo, se censura cualquier actividad que pueda ensuciar las vías públicas como el lavado de automóviles, vertido de colillas, envoltorios o deshechos sólidos y líquidos, el vaciado de recipientes y la reparación o engrase de vehículos salvo que sea imprescindible.

Se modifican, asimismo, aspectos sobre la organización de actos públicos, que inciden en que los responsables de los mismos deben garantizar la seguridad de las personas y los bienes. Según la normativa, los organizadores cumplirán con las condiciones de seguridad y protección y "velarán porque los elementos urbanos y arquitectónicos no se deterioren y los espacios públicos no se ensucien".

Por último, se matiza la responsabilidad de las sanciones de estas y otras conductas --entre las que se incluyen también el vandalismo, el depósito de basuras en el alcantarillado, pegada de carteles sin autorización o el maltrato a animales--. Así, se recoge que las personas físicas o jurídicas sobre las que recaiga el deber legal de prevenir las infracciones serán responsables solidarios.

LICENCIA DE OBRAS PARA EL EDIFICIO DE CÁRITAS

En el Área de Urbanismo y Vivienda, el órgano de gobierno concedió licencia de obras para la ampliación y rehabilitación de edificio dotacional en la calle José María Lacort, un proyecto de inmueble de diversos usos, incluidos un colegio para niños sordos, y con un aparcamiento subterráneo, promovido por la Fundación Emilio Álvarez Gallego.

Del mismo modo, se autorizó la construcción de una vivienda unifamiliar en la calle Eusebio González Suárez. Igual permiso recibieron cuatro comunidades de propietarios para la instalación de sus respectivos ascensores en los edificios de las calles Chueca, Soto y Falla, en dos portales.

Por otro lado, en la Junta de Gobierno de hoy dio el visto bueno a la desafectación parcial del colegio público Giner de los Ríos, situado en la calle Rastrojo, con el fin de ubicar en ella la Escuela Infantil Municipal 'Fantasía' y la Escuela de Música Mariano de las Heras. Según las fuentes municipales, este trámite administrativo era necesario para confirmar el uso que ya se le venía dando.

También, dentro de los asuntos del Área de Administración y Recursos, se aprobó un nuevo convenio de colaboración con la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos para el año 2009, en virtud del cual se concretan los servicios postales y telegráficos prestados por esta entidad al Ayuntamiento, con sus correspondientes condiciones.