CERMI se muestra "preocupado" por la decisión de la Comunidad de Madrid de cerrar los centros de Salud Mental

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid (CERMI) mostró hoy su "máxima preocupación sobre el futuro de la atención a los enfermos mentales" tras la decisión por parte de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid de cerrar todos los centros de Salud Mental de la región.

En un comunicado, el comité explicó que hay 6.000 familias afectadas en la Comunidad y que están "muy preocupados" tanto por esta decisión como por "la privatización de la gestión de alguno de estos centros a través de los nuevos hospitales, que están en manos privadas".

"El futuro de la rehabilitación psiquiátrica de las personas con enfermedad mental y los recursos sanitarios humanos y materiales para la atención del colectivo pueden sufrir un grave retroceso, sobre todo si no se explica este preocupante giro atrás", consideró la asociación.

Ayer, la Federación Madrileña de Asociaciones Pro Salud Mental (FEMASAM) ya denunció el cierre de centros de salud mental en la región "desde hace más de un año", y criticó que la información sobre estas decisiones esté saliendo a la luz ahora, "cuando los hechos están consumados".

Sin embargo, desde el Sermas afirmaron a Europa Press que no se ha cerrado ningún centro y que no está previsto cerrar, ni trasladar ningún otro.

Así, destacaron que el centro de Valdemoro fue trasladado al hospital y que es allí donde se presta el servicio, y que los pacientes de Carabanchel fueron trasladados a tres centros cercanos por petición de los trabajadores por un problema con el edificio. Por otra parte, aseguraron que el centro de Moncloa sigue abierto y prestando sus servicios.