El Govern anuncia que el centro Joan Crespí no será un hospital para grandes discapacitados en contra de lo previsto

Señala que el proyecto del anterior Ejecutivo es "inviable" aunque garantiza que se aprovechará el edificio inaugurado en 2007 y que aún no funciona

PALMA DE MALLORCA, 21 (EUROPA PRESS)

La consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, anunció hoy que el centro Joan Crespí no será un pequeño hospital para grandes discapacitados, en contra de lo previsto por el anterior Govern, debido a que este proyecto es "inviable", ante la imposibilidad de que el edificio acoja a la vez una unidad de rehabilitación y revisión periódica para los lesionados medulares; un centro de estancias diurnas con plazas residenciales temporales y una unidad de respiro.

En una rueda de prensa, Santiago informó de que está negociando con las asociaciones de personas con discapacidad el uso concreto que se dará a este edificio, que aún no está operativo, a pesar de que fue inaugurado el 2 de marzo de 2007 por la Reina, Dona Sofía, y el anterior presidente del Govern, Jaume Matas, cuando las obras no habían finalizado.

Así, indicó que en 10 o 15 días, presentará la propuesta para este inmueble, que será "aprovechado por muchos ciudadanos". Pese a que el centro de Joan Crespí no acogerá los tres citados servicios, Santiago se comprometió a que los dicapacitados contarán en Mallorca con una unidad de revisiones periódicas para lesionados medulares; un centro de estancias diurnas y plazas residenciales de carácter temporal y una unidad de respiro para las familias que cuentan con personas de gran dependencia a su cargo.

En este sentido, manifestó que Joan Crespí sí contará con una planta de rehabilitación de carácter fisioterapéutico, pero no exclusivamente para grandes discapacitados, sino para discapacitados "temporales o permanentes".

Santiago recalcó que los especialistas han advertido de la dificultad que supondría convertir el centro Joan Crespí en un pequeño hospital, debido a que obligaría a tener unos servicios determinados, "como una unidad de radiografías, espacios de esterilización, cocina y áreas para lavar la ropa sucia", algo que no estaba contemplado en el concurso público del edificio en el que participó el Colegio Profesional de Arquitectos y al que se presentaron 25 proyectos.

CONCURSO DESIERTO

Por otro lado, recordó que ninguna de las tres empresas que se presentaron al concurso de gestión del servicio de atención a personas discapacitadas cumplía los requisitos administrativos exigidos en cuanto a experiencia y calidad.

De este modo, el concurso quedó desierto, por lo que la Conselleria volverá a convocarlo, una vez acuerde con las asociaciones de discapacitados el uso concreto del edificio de Joan Crespí. En principio, el Ejecutivo tenía como objetivo que este centro entrase en funcionamiento en el mes de julio para que estuviera totalmente operativo a finales de este año.

Asimismo, el centro Joan Crespí tenía previsto atender a 300 y 400 personas discapacitadas al año a través del servicio de fisioterapia, mientras que el centro de estancias diurnas preveía acoger un máximo de 30 personas diarias. Por otra parte, el proyecto inicial planteaba que el centro contaría con una unidad de respiro dotada de ocho habitaciones en las que se podría atender a los pacientes desde primera hora de la mañana hasta las 18.00 horas.