El Pleno de la Discapacidad aprueba dos iniciativas que reclaman mejoras en la normativa al respecto y su aplicación

SANTANDER, 7 (EUROPA PRESS)

El Pleno de la Discapacidad, celebrado esta tarde en el Parlamento de Cantabria, aprobó dos iniciativas que reclaman el desarrollo de normativa autonómica que garantice la aplicación de la Convención Internacional de Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad y que se intensifique la aplicación de las leyes de derechos y servicios sociales, y de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia.

La primera de las iniciativas, aprobada por unanimidad en este Pleno protagonizado por miembros de la asociación Amica, propugna el desarrollo en Cantabria de normativa que garantice la aplicación de la Convención Internacional de Naciones Unidas.

El portavoz del Partido Unión para la Igualdad (PUNI), Francisco Vian, destacó que en los últimos años han visto la luz en la región algunas leyes y acuerdos "muy importantes" para las personas con discapacidad y recordó que la ley de Cantabria de Derechos y Servicios Sociales "recoge tanto en letra como en espíritu" los principios generales que rigen la Convención Internacional de Naciones Unidas, cumpliendo así con la obligación de crear leyes y normas que protejan los derechos humanos de las personas con discapacidad.

Al contrario, Julio Giribet, portavoz del Partido por la Integración de las Personas (PIPE), señaló que si bien la ley reconoce un cambio importante como es el derecho a la protección social universal y los derechos sociales como parte de los derechos de la ciudadanía, existen aspectos básicos de la Convención Internacional que apenas reciben atención, como todo aquello relacionado con fomentar el diseño universal.

Para el portavoz del PIPE, "si no se fomenta el diseño universal no sólo se compromete el derecho a la movilidad, sino también a la participación en aspectos de la sociedad que se recogen claramente en la Convención, como son la participación en la vida cultural, actividades recreativas, esparcimiento y deporte".

Giribet destacó también la importancia de que la opinión de las personas con discapacidad que necesitan estar tuteladas sea "tenida en cuenta y escuchada en caso de discrepancia con sus tutores para cuestiones graves que afecten a su situación vital".

Por su parte, Roberto Fernández, portavoz del Partido Ciudadanos de Cantabria (PCICA), centró su intervención en la necesidad de una dotación suficiente de personal en los servicios "para que este derecho sea una realidad y no esté únicamente sobre el papel".

APLICACIÓN DE OTRAS LEYES

La segunda iniciativa aprobada, que aboga por intensificar el seguimiento de la aplicación de las leyes de derechos y servicios sociales y de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, salió también adelante con el voto favorable de los 39 'diputados' de este Pleno de la Discapacidad.

Alberto Entrecanales, portavoz del PUNI abrió el turno de la defensa y destacó "la suerte de contar en Cantabria con dos leyes a favor de la promoción de la autonomía personal y la mejora del bienestar social de la ciudadanía" y señaló los avances que se han realizado "gracias" a la ley de promoción de la autonomía personal que "han permitido garantizar la atención y protección de las personas en situación de dependencia con una cartera de servicios que permite el desarrollo de las actividades básicas de la vida diaria".

El portavoz del PUNI afirmó también que en Cantabria, gracias a la Ley de derechos y servicios sociales, "se ha superado el viejo modelo asistencial" y se han reconocido los derechos sociales como derechos de ciudadanía, además de contribuir al bienestar de todas las personas y potenciar el pleno desarrollo comunitario.

En el mismo sentido se pronunció Francisco Javier Vélez, portavoz del PIPE, quien opinó que ambas leyes "suponen un cambio radical en el ámbito de los servicios sociales por los planteamientos que realizan en beneficio de la mejora de la calidad de vida de las personas y la promoción de su autonomía".

Pero aun así, señaló que existen una serie de obstáculos en el desarrollo diario de estas leyes, como ocurre con la aplicación del principio de accesibilidad a los recursos "que no tiene que estar ceñido únicamente a la eliminación de barreras arquitectónicas, sino que tiene que ver con el derecho social básico de que el lenguaje que se utiliza sea accesible y de fácil comprensión", apuntó.

En este sentido, abogó por la implantación de apoyos, tales como intérpretes o personas que les expliquen el proceso en términos accesibles para ellos, puesto que en la actualidad estos apoyos "no se dan de forma frecuente y suponen desigualdad para el acceso a los recursos".

VALORACIÓN DE LA DEPENDENCIA

José da Cruz, portavoz del PCICA, habló de la necesidad de una revisión urgente de los plazos marcados para las valoraciones de los grados de dependencia, de modo que permitan atender las necesidades de las personas que presentan otro tipo de dificultades, que aparentemente requieren menos apoyos.

También señaló la importancia de diseñar e implantar un modelo de evaluación estandarizado que mida el grado de satisfacción de los servicios, ya que, a su juicio, esta cuestión "es básica para el desarrollo con calidad y eficacia de estas leyes".

Por último, Alberto Entrecanales, del PUNI, destacó en relación a la accesibilidad que a pesar de que la ley de Cantabria de derechos y servicios sociales ofrece la posibilidad de solicitar intérpretes y mediadores para realizar intervenciones administrativas, muchos de los impresos y documentos que se entregan para la solicitud de prestaciones no están adaptados para todas las personas.

No obstante, destacó que "los diferentes equipos de servicios sociales están trabajando para adecuar el lenguaje utilizado a las personas que se atiende, haciendo accesible la información y prestando los apoyos necesarios para ayudarles a cumplimentar la documentación".

El Pleno de la Discapacidad es le tercero que se celebra en el Parlamento cántabro, cuyo presidente, Miguel Ángel Palacio, dirigió unas palabras de bienvenida a los asistentes. Junto a él, siguieron el Pleno desde el Hemiciclo varios miembros de la Mesa y diputados.

Además, casi un centenar de asistentes estuvieron atentos a las intervenciones de este III Pleno de la Discapacidad gracias a una pantalla colocada en el patio central del Parlamento, informó la Cámara en nota de prensa.