El Principado promueve un nuevo sendero accesible en Somiedo, el sexto para personas con discapacidad en Asturias

OVIEDO, 8 (EUROPA PRESS)

El Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) publica hoy la información pública del Estudio Preliminar de Impacto Ambiental (EPIA) del proyecto por el que se contempla ejecutar una senda para personas con discapacidad en el Parque Natural de Somiedo. La actuación, de 2.088 metros de longitud, discurre por el antiguo camino Real de las Veigas. Comienza al inicio del antiguo camino que va de Pola de Somiedo a la localidad de Veigas y finaliza en un mirador con vistas a la entrada del Valle, informó el Principado a través de una nota de prensa.

El presupuesto previsto para esta actuación es de 543.418, 91 euros y el plazo de ejecución estimado de 6 meses. La ejecución de estas obras tiene como objetivo ofrecer una alternativa de visita al Parque Natural de Somiedo para aquellas personas que presentan algún tipo de discapacidad física y que por tanto, tendrían serias dificultades para acceder a un espacio natural y disfrutar del entorno con cierta autonomía.

Se trata del sexto sendero accesible que promueve el Gobierno del Principado de Asturias a través de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras y que fueron presentados el pasado mes de abril en el parque de Redes. Hasta ahora los cinco senderos accesibles que se han desarrollado, se han ejecutado con la colaboración de la Obra Social 'la Caixa'.

Está previsto que los primeros 1.627 metros queden completamente adaptados a las necesidades de todo tipo de grados de discapacidad y contará con áreas de descanso cada 60 metros.

El camino llevará diferentes tratamientos según las características de cada tramo. Así, al inicio del itinerario se prevé una pasarela peatonal de 21 metros de longitud sobre el Río del Valle, pavimentada con aglomerado asfáltico. El resto del camino hasta los 1.627 metros irá afirmado con pavimento de árido terrizo de 10 cm de espesor. Además, y para salvar la excesiva pendiente del camino original se ha proyectado la construcción de una pasarela pilotada de madera a media ladera y paralela al camino, de 380 metros de longitud. Finalmente, el último tramo llevará un tratamiento en zahorra compactada.

La actuación principal se completará con mobiliario rústico (mesas y bancos) y con elementos de señalización y seguridad. Además, se instalarán paneles informativos adaptados para discapacitados, con texto y dibujos en braille.