El propietario del pub que "invitó a irse" a un grupo de discapacitados visita Asalsido para disculparse

La asociación estudia tomar medidas legales por discriminación en materia de igualdad y oportunidades

ALMERÍA, 15 (EUROPA PRESS)

El propietario del establecimiento 'Ay Carmela!', del cual fueron "invitados a irse" un grupo de 15 jóvenes con síndrome de Down y tres compañeros más que celebraban la clausura de un taller de empleo el pasado 1 de mayo, Emilio Lainez, visitó hoy a primera hora de la mañana las instalaciones de la Asociación almeriense para el Síndrome de Down, Asalsido, donde se disculpó por los hechos ocurridos.

En declaraciones a Europa Press, el jefe de Administración de la asociación, David Molina, señaló que Lainez llegó a las dependencias de Asalsido sobre las 9,15 horas de hoy, donde mantuvo una reunión con los representantes de la asociación para comunicarles que "lamentaba lo ocurrido", ya que, según aseguró, "este tipo de cosas no se suelen hacer en su local", explica Molina.

Así, el propietario del pub explicó ante Asalsido que él "está muy sensibilizado con los asuntos de discapacidad ya que incluso tiene un familiar en estas circunstancias", explicó Molina sobre la reunión con el empresario.

Por su parte, Asalsido anunció que estudia ahora si tomar o no algún tipo de acción legal contra el establecimiento debido "a estos hechos tan lamentables", de modo que, en caso de actuar, interpondría una denuncia por discriminación en relación a la ley 49/2007 por una posible infracción en materia de igualdad, y a la ley 51/2003 por una posible vulneración de la igualdad de oportunidades.

No obstante, Molina aclaró que la asociación "espera no tener que llegar a estos límites" aunque será la Junta Directiva de Asalsido la que decidirá si actuar judicialmente en la reunión que mantendrá la próxima semana.

"Este tipo de cosas son las que nos supera debido a que trabajamos mucho y muy duro por la integración", aseguró Molina quien añadió que acciones como las vividas por el grupo de jóvenes, de entre 25 y 35 años, "parecen de siglos anteriores, es una aberración".