El PSOE denuncia que, de los 241 colegios públicos, sólo una quincena son accesibles para personas con movilidad reducida

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El Grupo Municipal Socialista denunció hoy que, de los 241 colegios públicos de Infantil y Primaria de la capital, sólo una quincena son accesibles a personas con movilidad reducida y que un 6 por ciento carecen de barreras arquitectónicas.

La portavoz socialista de Educación en el Ayuntamiento de Madrid, Ana de Sande, añadió que el 94 por ciento de las escuelas cuyos edificios son municipales resultan "intransitables" en silla de ruedas. El el caso de los institutos, el PSOE cifra en un 30 por ciento carecen de barreras que impiden o dificultan el acceso a personas con movilidad reducida.

"Estos datos están muy lejos del objetivo de que el cien por cien de las escuelas y centros de Secundaria y Formación Profesional de la ciudad sean totalmente accesibles", denunció De Sande, que explicó que el acceso a la mayoría de las escuelas se realiza por escaleras sin rampa o con una con demasiada pendiente. Además, siempre según la socialista, casi ningún centro educativo tiene ascensores o montacargas y la mayoría carece de aseos especiales para personas con alguna discapacidad.

El Grupo Municipal Socialista recordó que la supresión de barreras arquitectónicas en los colegios públicos es una competencia del Ayuntamiento de Madrid. Además, el Consistorio y la Comunidad de Madrid pusieron en marcha en 2001 convenios de rehabilitación para estos centros pero, desde entonces, "sólo se han hecho obras para mejorar los accesos en diez escuelas públicas, cuatro de ellas de educación especial".

Ana de Sande acusó al Gobierno municipal de "ser insensible a la problemática de los alumnos con discapacidad" y de incumplir la Ley de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas, que dispone que todos los colegios se consideran edificios públicos y, como tales, deben disponer de accesibilidad total, tanto desde el exterior de los centros como dentro de los mismos.

La edil considera que la mayoría de los colegios madrileños incumple el Decreto en el que se establecen los requisitos mínimos que deben cumplir las escuelas, en el que se indica que los centros docentes deberán disponer de unas condiciones arquitectónicas que posibiliten el acceso, la circulación y la comunicación de los alumnos con problemas físicos, de movilidad o comunicación.