La autoescuela Grupauto crea una clase específica para las personas sordas en Lengua de Signos Española

ZARAGOZA, 10 (EUROPA PRESS)

La Autoescuela Grupauto de Zaragoza ha creado una clase específica para facilitar el aprendizaje a las personas sordas en Lengua de Signos Española. Esta iniciativa, que está en fase experimental, responde a la necesidad detectada por los responsables de la autoescuela de garantizar la enseñanza a los alumnos sordos en su lengua, la Lengua de Signos Española.

La colaboración que mantienen Grupauto y la Agrupación de Personas Sordas de Zaragoza y Aragón (ASZA) comenzó hace más de ocho años con la presencia del Intérprete de Lengua de Signos Española en las clases teóricas. Por este motivo, la autoescuela propuso recientemente una clase específica en Lengua de Signos Española a las personas sordas y con discapacidad auditiva, según informan fuentes de ASZA.

Las clases se imparten los lunes, martes y jueves, de 20.00 a 21.00 horas, en el centro que Grupauto tiene en el distrito Universidad de Zaragoza, y la profesora tiene formación específica en Lengua de Signos Española.

En enero de 2007, la Dirección General de Tráfico (DGT) decidió eliminar todas las medidas de accesibilidad que se aplicaban desde hace años en los exámenes para obtener el carné de conducir. Esto motivó que el número de alumnos sordos se redujera considerablemente, ya que a la hora de realizar el examen de conducir existen barreras de comunicación que impiden que la información llegue al alumno adecuadamente.

Entre las medidas retiradas figuran los videos explicativos adaptados en Lengua de Signos Española, los textos de lectura simplificada y la reducción del tiempo de duración de los exámenes.

"La autoescuela Grupauto está cumpliendo con la ley de accesibilidad universal, pero de qué sirve que un alumno reciba las clases en Lengua de Signos, si a la hora de realizar el examen encuentra barreras de comunicación", señaló el presidente de ASZA, Jesús Carlos Laiglesia.

En esta línea, Laiglesia añadió que ésta es una situación de "discriminación por razón de discapacidad, además de que se está vulnerando la ley de igualdad de oportunidades y no discriminación".

De esta forma, la ASZA iniciará próximamente una campaña de recogida de firmas para trasladar a la Dirección General de Tráfico, y no descarta una movilización en caso de no alcanzar un acuerdo. "Esta situación es vergonzosa, llevamos más de dos años luchando para garantizar el cumplimiento de la Ley, la igualdad de todos los ciudadanos", concluyó el presidente de ASZA.