La Diputación de Badajoz pone a disposición de asociaciones de discapacitados intelectuales un chalé en Chipiona

Feaps agradece el gesto del organismo provincial y destaca que también servirá "de respiro" para los familiares que los cuidan

BADAJOZ, 13 (EUROPA PRESS)

La Diputación de Badajoz pone desde hoy a disposición de diversas asociaciones de discapacitados intelectuales de la región el uso de un chalé que la institución provincial tiene en la localidad malagueña de Chipiona, mediante un convenio que fue aprobado por unanimidad en sesión plenaria de la Diputación

El presidente de la diputación, Valentín Cortes y el presidente de la Federación de Asociaciones a Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual o Minusvalía Psíquica en Extremadura (Feaps), Miguel Ortega, participaron en la rúbrica del convenio por el cual la institución provincial pone a disposición de este colectivo una residencia en Chipiona.

Según recordó Valentín Cortés, este chalé "era utilizado" por la Diputación para que los niños residentes en el antiguo Jardín Infantil pudieran pasar las vacaciones en el mar. Tras su desaparición, pasó a ser gestionado por el Hospital Psiquiátrico de Mérida, aunque siempre estuvo a disposición de colectivos de personas con alguna discapacidad.

REFORMAS

Una vez traspasado el psiquiátrico, la diputación ha realizado una "importante reforma" en el edificio adaptándolo a las "necesidades futuras"; un futuro que ha quedado hoy "plasmado" en un convenio.

De hecho, este verano podrán disfrutarlo entre los meses de junio y septiembre 240 discapacitados de los centros de Aprosuba, si bien a raíz del convenio la residencia podría aprovecharse durante todo el año.

Por otra parte, Valentín Cortés explicó que se contratará a una persona para que se encargue del "mantenimiento" de la residencia, en principio, durante los meses que este año permanecerá abierta.

Por su parte, el presidente de Feaps, Miguel Ortega, agradeció el gesto de la diputación, iniciativa de la que, según calculó, se beneficiarán las 2.600 personas con discapacidad intelectual que existen en la región. Al respecto, destacó que esta medida supone "un respiro" para los familiares que normalmente se ocupan de estas personas durante el resto del año.