Medio Ambiente destina más de 100.000 euros a la financiación de iniciativas de empleo y medio ambiente

SANTANDER, 13 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente ha repartido 106.534 euros entre entidades y asociaciones sin ánimo de lucro para la financiación de iniciativas singulares de empleo y medio ambiente. El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publica hoy esas ayudas que benefician a organizaciones que desarrollan labores de integración de personas en situación de dependencia

Así, AMICA recibirá 50.000 euros destinados al incremento y la mejora de la capacitación laboral de las personas con discapacidad del centro entorno; el SERCA obtendrá otros 45.976 euros para la instalación de mallas de sombreo y mejoras en el sistema de riesgo, y la Fundación Obra San Martín recibirá 10.558 euros para el proyecto 'Caminando hacia un empleo de futuro'.

Para el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, esta subvención conjunta de 106.534 euros contribuye a "la integración de las personas en situación de dependencia en los ámbitos laborales vinculados al fomento de la sostenibilidad" y, al mismo tiempo permite, "la promoción de proyectos que refuerzan la actividad medioambiental como motor de desarrollo socioeconómico".

Las cantidades aportadas por Medio Ambiente tendrán como destino la adquisición de maquinaria y otros útiles de trabajo adaptados al personal en situación de dependencia, la mejora y adecuación general de las condiciones de sus entornos de trabajo, así como su formación profesional.

Desde el lanzamiento en 2007 de esta línea de respaldo a las iniciativas singulares de empleo y medio ambiente, los colectivos cántabros de integración y atención a las personas con discapacidad física o intelectual han sido sus principales beneficiarios, explicó el Gobierno cántabro en un comunicado.

Este marco de actuación, tal y como ha manifestado Martín, responde a lo dispuesto en la Ley de Cantabria 2/2007 de Derechos y Servicios Sociales, que "exhorta a las Administraciones Públicas a garantizar la protección e inserción social de las personas dependientes".

A juicio del consejero, "la incorporación de la discapacidad como variable en el diseño de políticas e iniciativas medioambientales es ineludible y, por tanto, uno de las líneas-guía de la actividad de la Consejería".