Política Social y Cermi fijan los precios por plaza de los centros para discapacitados acogidos a la Ley de Dependencia

Bascuñana dice que antes del verano estará la normativa de 'copago' y de compatibilidades e incompatibilidades de la Ley de Dependencia MURCIA, 26 (EUROPA PRESS) El consejero de Política Social, Mujer e Inmigración, Joaquín Bascuñana, y el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad de la Región de Murcia (Cermi), Joaquín Barberá, firmaron hoy un convenio marco por el cual quedan fijados los precios por plaza de los centros de día y atención residencial para discapacitados acogidos a la Ley de Dependencia. Al acto de la firma asistieron también el secretario general de la Consejería, Fernando Mateo; el director gerente del IMAS, Miguel Ángel Miralles; la directora general de Personas con Discapacidad, Marisol Morente; así como el secretario de Cermi, Germán Moya. De este modo, el documento firmado es fruto de las diversas reuniones y mesas de trabajo mantenidas desde finales de 2008 entre representantes del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) y las distintas asociaciones de personas con discapacidad intelectual, física y enfermedad mental crónica. Y es que, según explicó Bascuñana, "una vez que ya habían sido descritos los distintos servicios que se iban a prestar a las personas acogidas a la Ley de Dependencia había que valorarlos y cifrarlos en unas cantidades". El acuerdo alcanzado recoge los precios por plaza de las distintas discapacidades en los servicios de centro de día y de residencia para personas gravemente afectadas. Así, en centro de día, el precio por plaza para discapacitados intelectuales queda fijado en 903 euros al mes, para discapacitados físicos en 900 euros y para enfermos mentales crónicos en 899,32 euros. Los ratios (personal de atención por enfermo) serán de 0,20, 0,10 y 0,15, respectivamente para los tres tipos de discapacidad. Respecto a la atención residencial, los precios por plaza para discapacitados intelectuales quedaron fijados en 69,16 euros por día, para discapacitados físicos en 60,93 euros/día y para enfermos mentales en 52,90 euros/día. Y los ratios serán de 0,35 para discapacitados físicos, 0,007 para terapeutas y 0,25 para el resto de enfermos mentales. En este sentido, el consejero señaló que a través de la colaboración con Cermi se consiguió que "nadie en la Región que sufra alguna de estas patologías, se quede en casa por falta de plaza en alguno de los centros", al tiempo que añadió que "se pueden contar con los dedos de una mano las personas que, por motivos personales o familiares, no han querido acogerse a la atención asistencial de estos centros". Por su parte, Barberá valoró positivamente que "quien tiene las competencias en materia de discapacidad, es decir la Consejería, trabaje por la mejora de las condiciones de los discapacitados contando con los discapacitados". Explicó que el Cermi es un comité que aglutina y coordina a todas las asociaciones de discapacidad, al tiempo que añadió que "aunque somos una plataforma reivindicativa, consideramos que la mejor forma de avanzar en materia de derechos para los discapacitados es trabajar conjuntamente con la Administración". LEY DE DEPENDENCIA Por otro lado, Bascuñana aseguró que la normativa de la Ley de Dependencia, una vez fijados los precios por plaza y los ratios, "está muy avanzada a día de hoy y estará lista para antes del verano", ya que sólo resta definir el régimen de copago y las distintas compatibilidades e incompatibilidades. El consejero quiso destacar el trabajo realizado por la Consejería desde que, el 22 de diciembre del pasado año, se llegara al acuerdo para que cada Comunidad Autónoma redactara su propia normativa, "una medida a la que nos opusimos porque, de esta forma, la normativa será diferente en las distintas regiones españolas".