PP acude al Tribunal de Cuentas para que revise gestión económica del Ayuntamiento de Malagón (Ciudad Real)

CIUDAD REAL, 6 (EUROPA PRESS)

El Grupo Popular del Ayuntamiento de la localidad ciudadrealeña de Malagón ha decidido que el Tribunal de Cuentas fiscalice la gestión económica del Consistorio, presidido por el socialista Antonio Maeso, ante los indicios de que algunas subvenciones "se han empleado para fines a los que no estaban destinadas", así como que, según el PP, en el último lustro no se hayan aprobado las memorias justificativas de los presupuestos municipales.

Así lo explicó hoy, en rueda de prensa, el portavoz municipal del Ayuntamiento de Malagón, Adrián Fernández, quien dijo que su grupo decidió trasladar a dicho tribunal "las irregularidades que hayan podido cometerse desde que gobierna el PSOE" en materia económica.

Fernández abundó en sus denuncias y señaló que, en concreto, el Ayuntamiento malagonero no ha ejecutado trabajos de acerado en tres de sus aldeas y no habilitado otras zonas verdes en otras cuatro, obras para las que recibió subvenciones de más de 200.000 euros a cargo del del Fondo de Acción Social de la Diputación Provincial. Tras manifestar que en la memoria del proyecto no se concretan ni las fases ni las calles, el edil 'popular' aseguró que "las facturas aprobadas no se corresponden con las obras, ni aparece reflejado material necesario para las mismas", mientras que sí se plasman "bloques de colores que se usaron para cerrar el campo de fútbol".

Aunque se mostró contrario a "judicializar la actuación política", aseguró que "se trata de un tema grave, pues se habla de falsedad en documento público".

En cuanto a las cuentas municipales, Fernández reiteró que desde 2003 "es el único Ayuntamiento de España que no aprueba sus cuentas", por lo que se preguntó si el PSOE "tiene miedo crear un gran agujero o esconde algo".

En este sentido, sostuvo que el proyecto económico podrían aprobarlo "sin dificultad, puesto que tienen mayoría absoluta" y agregó que de confirmarse las sospechas de su grupo, "el PSOE tendría que pedir perdón a los vecinos".