El CGPJ apuesta por aprobar una Ley de Mediación para reducir la litigiosidad

  • Madrid, 2 abr (EFE).- El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se propone impulsar las reformas legislativas y procesales que permitan aprobar una Ley de Mediación Civil y Penal con el objetivo de reducir la litigiosidad, es decir, el número de asuntos que acaba llegando a los Juzgados y tribunales.

El CGPJ apuesta por aprobar una Ley de Mediación para reducir la litigiosidad

El CGPJ apuesta por aprobar una Ley de Mediación para reducir la litigiosidad

Madrid, 2 abr (EFE).- El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se propone impulsar las reformas legislativas y procesales que permitan aprobar una Ley de Mediación Civil y Penal con el objetivo de reducir la litigiosidad, es decir, el número de asuntos que acaba llegando a los Juzgados y tribunales.

Así lo ha asegurado hoy en declaraciones a Efe la portavoz del CGPJ, Gabriela Bravo, al ser preguntada por las propuestas para reducir la litigiosidad que el Consejo incluye en la "Hoja de Ruta para la Modernización de la Justicia" presentada ayer.

Bravo, que recuerda que la mediación funciona ya en España en el ámbito de la Ley del Menor "con resultados muy positivos", asegura que extender esta figura a los ámbitos Civil y Penal contribuiría a conseguir una justicia más ágil.

"La mediación le da protagonismo a las partes y permite alcanzar soluciones de una forma más rápida y más fácil", insiste la portavoz del Poder Judicial, que asegura que esta fórmula no implica "despenalizar ni desjudicializar" porque "al final, es un juez el que resuelve".

La idea es solucionar el conflicto en la fase inicial del mismo, con un equipo mediador "configurado normalmente con la colaboración de las Comunidades Autónomas, de las Universidades o de otras instituciones" que ponga en contacto a las partes para intentar llegar a una solución "en cuanto a la reparación del daño y en cuanto al reproche (al ofensor)".

"Pero siempre esa solución, tal y como establecen nuestras leyes procesales y nuestro Código Penal, tienen que ser revisadas por el juez", dice Bravo.

La "Hoja de Ruta" habla también de la creación de órganos específicos para la resolución de conflictos menores, que la portavoz del CGPJ relaciona con un nuevo diseño de la planta judicial "para ver qué órganos jurisdiccionales necesitamos según la clase de asuntos y distinguir según la importancia o la levedad de los mismos".

El CGPJ no ha hecho una estimación del porcentaje en el que se reduciría la carga de trabajo de los tribunales en caso de que estas fórmulas se pusieran en práctica, pero parte de la constatación de que, en el periodo comprendido entre 1999 y 2008, el número de asuntos que acabó en los Juzgados creció en un 50 por ciento, llegando a los nueve millones el año pasado.