La portavoz del CGPJ afirma que la elección de Vidal se ha hecho "con fundamento" aunque respeta el "malestar" generado

PALMA DE MALLORCA, 20 (EUROPA PRESS)

La vocal y portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gabriela Bravo, aseguró hoy en Palma que el nombramiento de Felisa Vidal como magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) se ha realizado "con fundamento" y atendiendo a su "mérito y capacidad", aunque expresó su respeto por el "malestar" generado en torno a la elección de la abogada del Estado.

Así lo puso de manifiesto a preguntas de los periodistas tras la inauguración del curso 'Informar en Justicia', organizado por el TSJIB y el CGPJ con la colaboración del Sindicato de Periodistas de Baleares, donde aseguró que el Consejo General no ha recibido "ninguna queja" por parte de los partidos que conforman el Parlament balear.

"El CGPJ es plenamente independiente para adoptar acuerdos, algo imprescindible para el buen funcionamiento del Estado de Derecho", enfatizó la portavoz del órgano de gobierno de los jueces, que, aseveró, es un organismo "constitucional que se acoge al sistema de mayorías y respeta la obligación del sistema de derecho de basarse en el mérito y la capacidad de los jueces".

En estos términos se expresó en respuesta a las acusaciones efectuadas por el Ejecutivo autonómico al considerar "negativa y sin precedentes" la designación de Vidal -propuesta por el PP- sobre la otra candidata Carmen de España, de cara a ocupar la plaza vacante de la Sala de lo Civil y Penal del TSJIB.

Mientras tanto, el vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando de Rosa, afirmó recientemente, también en la capital balear, que respeta las declaraciones del Govern en torno a la elección de Vidal aunque aseguró que para este tipo de nombramientos desde el CGPJ se actúa atendiendo a requisitos de "mérito y capacidad" de los aspirantes al puesto.

Por su parte, el presidente del Govern, Francesc Antich, señaló el pasado mes que "esta plaza era para los progresistas porque así se había pactado", remarcando la diferencia existente entre el "respeto" del Govern y la "ciertas euforias", en referencia a los 'populares'.