Dos policías lesbianas de Sitges (Barcelona) denuncian al Ayuntamiento por discriminación laboral

BARCELONA, 2 (EUROPA PRESS)

Un matrimonio de policías locales lesbianas de Sitges (Barcelona) ha denunciado al Ayuntamiento por discriminación laboral, con el agravante de homofobia, después de que durante más de un año les han impedido realizar el mismo turno y coincidir en algún festivo, a pesar de que están casadas y lo han reclamado numerosas veces.

Según explicó hoy una de las afectadas, Yolanda Ruiz, la denuncia va dirigida contra el jefe de la Policía Local desde 2007, la directora de Servicios, Dolores Melero, y el quinto teniente de alcalde y concejal de Seguridad, Antoni Caballero.

El actual jefe ya trabajaba en el Cuerpo anteriormente, pero no fue hasta que se convirtió en el máximo responsable que, a finales de 2007, a Ruiz le cambiaron el turno de todo 2008 --fue el único agente de los alrededor de 70-- y dejó de coincidir en unidad y horario con su esposa, Mercè Cid, con quien tampoco pudo compartir ningún festivo en común.

Hasta entonces no habían tenido ningún problema y otras parejas del Cuerpo, heterosexuales, sí podían adaptar sus horarios.

Ambas se quejaron, alegando que la Ley de conciliación de vida laboral y familiar les permite poder compatibilizar sus horarios, pero ni el nuevo jefe, ni la directora de Servicios ni el concejal de Seguridad cambiaron su postura.

Además, algún agente no identificado, les colgó una nota escrita a mano en tono de burla y refiriéndose a su condición sexual, lo que también motivó su protesta y demanda de investigación interna.

En junio el Sindicato de Policías de Catalunya (SPC) se entrevistó con el alcalde, Jordi Baijet (PSC), para reclamarle una solución, ya que, además, tienen tres hijos. Según el SPC, Baijet no tenía conocimiento de los hechos y se comprometió a que la situación se solucionaría.

No obstante, casi diez meses después, nada ha cambiado, por lo que tanto las afectadas como el sindicato han decidido hacer público el caso, además de denunciarlo por la vía contencioso-administrativa y la penal. De la investigación interna sobre la nota manuscrita tampoco se sabe nada, aunque la mayoría de compañeros les apoya.

El abogado de las afectadas, Javier Peiró, explicó que la Fiscalía y la defensa pidieron al juzgado de Vilanova i la Geltrú que archivara la primera denuncia por falta de pruebas, pero un informe del Departamento de Recursos Humanos del consistorio favorable a las demandantes podría mantener abierto el caso, aunque todavía no ha llegado al juez y no se sabe donde está el documento.

Ruiz también explicó que en la comunicación oficial de los horarios y cuadrantes de los agentes, se puso a las agentes en un apartado bajo el epígrafe 'apoyo femenino'.

Hasta el momento, el Ayuntamiento de Sitges no ha querido valorar públicamente el caso, aunque desde hace años el municipio se ha promocionado como destino turístico para gays y lesbianas y además ha acogido jornadas sobre seguridad pública y homosexualidad o la presentación de la primera asociación de policías gays y lesbianas de España.