El drama de los suicidios en France Télécom

  • En los últimos 18 meses, 24 trabajadores de la compañía se han quitado la vida y trece han llevado a cabo intentos fallidos. Los psicólogos creen los altos niveles de estrés y el exceso de apego al trabajo pueden estar detrás de esta siniestra espiral.

Los suicidios de trabajadores de France Télécom obligan al Gobierno a actuar

Los suicidios de trabajadores de France Télécom obligan al Gobierno a actuar

El último trabajador de France Télécom que decidió acabar con su vida se lanzó desde un viaducto que daba a una autopista, había dejado una carta a su mujer explicándole que "el clima de su empresa" era el motivo de su decisión y se lanzó desde un viaducto que daba a una autopista. Stéphanie envió un e-mail a su padre diciéndole que las llaves de su piso estaban en su bolso para que pudiese cuidar de sus mascotas, "siento que tengas que recibir este mensaje pero estoy más que perdida".France Télécom ha sufrido 24 suicidios entre sus trabajadores en 18 meses, uno cada 22 días, demasiados para definirlos como casualidad. La empresa está llevando a cabo una remodelación con el cierre de plantas, despidos y traslados obligatorios de casa y trabajo. Una política que es, según los sindicatos, el origen real del malestar de los empleados de la firma.¿Puede el nivel de estrés ser tan fuerte como para motivar índices tan altos de suicidio? "Se tiene que dar una situación lo suficientemente adversa como para que la persona se destroce", afirma Gabriela Elba Topa, secretaria adjunta de la Facultad de Psicología de la UNED, pero a ese estado también se le tiene que unir el hecho de que la persona sea "vulnerable, débil". Para Christina Baudelot, profesor de sociología en la École Normale Supérieure en París, hay varios factores que podrían influir en el caso France Télécom, entre ellos, el alto consumo del alcohol pero sobre todo la gran importancia que los franceses dan a su trabajo, siendo ésta la causa de la muerte de 6.000 personas al año en una franja de edad de entre 30 y 60 años. "Estamos muy apegados a nuestros puestos de trabajo", explica Baudelot a The Times, "Pídele a un constructor inglés que se describa, dirá que es del Liverpool, del Manchester United. Aquí (en Francia) te dirá que él es constructor".Agobio de las nuevas tecnologíasSegún un alto cargo de la empresa el aluvión de correos electrónicos desde teléfonos móviles y ordenadores está estresando a los empleados. Sin embargo, Gervais Pellissier, director financiero de France Télécom, no culpa directamente de los suicidios a los correos enviados y recibidos 24 horas: "Hoy en día las personas que trabajan en las empresas, cualquiera que sea su nivel, ya sean director general o del primer y segundo nivel del orden jerárquico, están siempre conectados", afirma a Reuters en una entrevista.

Pellissier afirma que muchos empleados han sufrido una mayor presión desde la privatización de France Télécom (se convirtió en sociedad por acciones en 1994, el capital privado se hizo mayoritario en 2004) y que las nuevas tecnologías han provocado que el trabajo se introduzca cada vez más en la vida privada. "Hace 15 años una persona que trabajaba en una gran empresa no tenía ni móvil ni ordenador en casa. Cuando regresaba a casa, el trabajo se quedaba fuera".

El ambiente en la oficina alcanza a todos por igual pero provoca desenlaces muy distintos: "A veces uno puede comparar dos personas que están viviendo situaciones, desde el punto de vista objetivo, muy parecidas, y uno ve que una de ellas reacciona de manera más o menos eficaz, es decir la puede afrontar sin tener un daño personal enorme y en cambio la otra termina destrozada e incluso muerta", afirma Gabriela Elba Topa."Lo que está claro es que la gente ha dejado información específica disculpando a la situación laboral que estaba padeciendo. Hablan de una reducción importante de la plantilla, un cambio en los procedimientos de trabajo, probablemente alguno de ellos, hablo por lo que he investigado en los medios, ha sufrido algún caso de acoso laboral o de mobbing" explica la psicóloga. Para apuntar al acoso laboral como posible causa de la conducta suicida de varios empleados, Gabriela se basa en uno de los casos que más le llamó le llamó la atención, un trabajador que decidió quitarse la vida cuando se le planteó el cambio de un jefe directo. "Me pareció muy raro que una persona tome una decisión tan drástica como la del suicidio a causa de algo que todavía no ha vivido. Es decir, no era que estaba ya viviendo una situación de un ambiente laboral muy deteriorado donde las personas iban contra él o intentaban dañarla en algún sentido."Formación psicológica de los directivosLa empresa de telecomunicaciones ha anunciado que tratará de atajar la difícil situación que atraviesa formando a 20.000 de sus directivos para detectar señales de "debilidad psicológica".Esas señales, según Gabriela, van "desde conductas sustitutorias", como morderse las uñas si tienes un excesivo nerviosismo, tomar antiácidos contra la acidez de estómago, "hasta aquéllas que puedan ser nocivas para la salud", como consumir sustancias, fumar excesivamente, etc.Aunque Gabriela confiesa que no está en absoluto de acuerdo con esta práctica: "El problema consiste en que la empresa, a mi modo de ver, no sólo tendría que tener en cuenta detectar al débil para eliminarlo, porque eso supondría fomentar una cultura en la que solamente sirvieran los fuertes."