Asociaciones de inmigrantes piden un plan que incluya ayuda humanitaria y posibilidad de retorno ante la crisis

ALMERÍA, 6 (EUROPA PRESS)

El partido IULV-CA, junto a otros colectivos de la provincia como CCOO, SOC, PCA, Almería Acoge, Asociación de ecuatorianos de El Ejido, Senegaleses de Vícar y Asociación Mezquita de El Ejido, presentaron hoy un manifiesto conjunto ante la situación actual de crisis económica mediante el que solicitaron un plan específico de actuación que contemple "ayuda humanitaria en caso de determinarse la existencia de colectivos de personas necesitadas de protección institucional" así como "la posibilidad de retorno voluntario si una parte de esta población lo expresara libremente".

En rueda de prensa, el portavoz de Almería Acoge, Juan José Castillo, señaló además que el plan debe incluir la inclusión de personas de colectivos inmigrantes en los planes de creación de empleo institucionales presentes y futuros. De este modo, las asociaciones ven conveniente pedir a las autoridades municipales la rápida implementación de Consejos Municipales de Inmigración o la inclusión de una representación de inmigrantes dentro del preceptivo Consejo Social para aquellos municipios que se acojan a la Ley Andaluza de Grandes Ciudades.

Los colectivos también se dirigieron a las organizaciones agrarias, así como a todas las organizaciones sociales, para pedir su colaboración y su participación en la creación de equipos de intermediación que tengan una comunicación fluida con los cuerpos policiales y que puedan ser inmediatamente movilizados ante cualquier principio de conflicto en el Poniente almeriense, zona en donde se concentra gran parte de esta población. Así, las propias asociaciones reivindicaron el apoyo de las organizaciones agrarias al manifiesto, el cual, según ellas, "también tendrían que haber firmado".

Igualmente también pidieron a las autoridades municipales facilitar y fomentar la creación de asociaciones de todo tipo que apuesten por la participación de los inmigrantes en la resolución de los problemas del municipio, en relación especialmente a las consideraciones que los colectivos lanzaron sobre el aumento de robos en los invernaderos de la comarca del Poniente.

En relación a este asunto, los colectivos consideran que la agricultura constituye el sector más dinámico de la economía almeriense y, en estos momentos, "la principal garantía frente a la crisis económica al mantener su actividad en una coyuntura difícil", por lo que aseguraron estar interesados en su "defensa y mantenimiento".

La situación económica, según indicaron, ha situado a muchos trabajadores en general "y a los inmigrantes en particular", en situaciones de desprotección muy profundas como paros prolongados, ausencia de peonadas y la inexistencia, en muchos casos, "de recursos sociales para paliar la situación", lo que provoca, según ellos, la caída en situaciones de exclusión social de muchos inmigrantes lo que los convierte en marginados sociales.

Los trabajadores inmigrantes, en muchos municipios, constituyen un porcentaje superior al 30 por ciento de la población de los mismos, según destacaron. Por ello, el análisis y la resolución de cualquier cuestión laboral, "debería contar con la participación de este porcentaje importante de los trabajadores".

Así, también quisieron mostrar como algunos colectivos muestran una relación directa de la situación de exclusión o marginación que sufren con el aumento de hechos delictivos, para lo que se propone como única alternativa el refuerzo del control policial y la participación de los propios agricultores en la vigilancia de sus explotaciones agrícolas.

Según ellos, "las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no pueden verse distraídos de forma sustancial de otras misiones que la Constitución les señala, ocupándose de pequeños actos delictivos". Por otra parte, añadieron, "un aumento desproporcionado de su número motivado por esta situación coyuntural atendería solamente a las consecuencias y no a las causas de la misma y olvidaría que la solución a los múltiples problemas sociales que la crisis irá generando solo puede venir dada por la implicación y participación de todos los ciudadanos en la búsqueda y elaboración de soluciones".

Desde las asociaciones, partidos y sindicatos participantes en el manifiesto también se solicitó mayor vigilancia a la hora de controlar la economía sumergida en el sector agrario y se quejó sobre presuntas redadas que existen sobre ellos a la hora de mostrar su permanencia legal en el país.