Baltar admite que la elección de los cargos por Ourense le corresponde a Feijóo, pero matiza que él tiene sus "candidatos"

Augura que habrá "consenso total" entre ambos porque "siempre" se ha "entendido bien" con el líder popular y "ahora con mucha más razón" OURENSE, 30 (EUROPA PRESS) El presidente del PP de Ourense, José Luis Baltar, reconoció hoy que la decisión final de elegir a los cargos de la Xunta en la provincia de Ourense le corresponde al líder del partido y futuro jefe del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, aunque matizó que él tiene sus "candidatos". "Quien nombre es el presidente de la Xunta y no el presidente del PP en Ourense", aclaró Baltar, que auguró "consenso total" entre ambos. De este modo se pronunció cuatro días después de que advirtiese que Feijóo tendrá que consensuar con él el nombramiento del delegado de la Xunta en la provincia ourensana. Posteriormente, Feijóo matizó que será él quien decida en último término los cargos de la Xunta, aunque contará con la opinión del resto de dirigentes del PPdeG. A pesar de esto, Baltar pidió "no buscar polémicas" porque, a su entender, "lo que dijo Feijóo es acorde" con lo que él apuntó previamente. Así, garantizó que el nombramiento de los cargos de la Xunta en la provincia ourensana se hará "sin ningún tipo de recelo ni problema". "Feijóo y yo nos entendimos siempre perfectamente y nos vamos a seguir entendiendo", auguró tras el acto de presentación del número siete de la revista de la Coral de Ruada. En consecuencia, se mostró seguro de que tanto el futuro presidente gallego como él mismo quedarán "perfectamente satisfecho" con los nombramientos. Con todo y aunque matizó que aún no ha hablado con Feijóo sobre este tema, reconoció que él baraja posibles candidatos a convertirse en delegado de la Xunta en Ourense. No obstante, eludió desvelar sus nombres antes de saber "qué requisitos" deberán reunir. "Son cargos nuevos y varían por completo el funcionamiento de la Administración", reflexionó Baltar, ya que sólo habrá un delegado de la Xunta en cada provincia y otro más en Vigo, en lugar de los representantes que hasta ahora tenían todas las consellerías en cada provincia. "Para hacer una propuesta primero tendré que saber que los candidatos reúnen los requisitos que se piden en esa nueva organización de la Xunta", justificó. Por eso, concluyó que "sería una torpeza por mi parte realizar una propuesta que luego no se puede aceptar" y prefirió esperar a conocer las características del puesto. "Luego ya hablaremos", dijo para dejar la puerta abierta a una conversación con Feijóo sobre este asunto. En todo caso, aseguró que "siempre" se ha "entendido bien" con el líder popular. "Y ahora con mucha más razón", resolvió.