Correa aspira a una solución del reglamento sobre la nacionalidad de hijos emigrantes en España

  • Quito, 11 abr (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo hoy que aspira a una solución sobre un reglamento anunciado en España, que evita otorgar la nacionalidad española, de forma inmediata, a los hijos de emigrantes ecuatorianos nacidos en ese país europeo.

Correa aspira a una solución del reglamento sobre la nacionalidad de hijos emigrantes en España

Correa aspira a una solución del reglamento sobre la nacionalidad de hijos emigrantes en España

Quito, 11 abr (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo hoy que aspira a una solución sobre un reglamento anunciado en España, que evita otorgar la nacionalidad española, de forma inmediata, a los hijos de emigrantes ecuatorianos nacidos en ese país europeo.

Correa recordó que la nueva Constitución de Ecuador establece que todos los hijos de emigrantes, que hayan nacido en el exterior, tendrán la nacionalidad ecuatoriana, pero reprochó el hecho de que España se haya aprovechado de esa norma, para demorar el trámite para otorgar la nacionalidad española a esos recién nacidos.

"Antes, cuando nacía un niño en España, por presunción de nacionalidad se le daba la nacionalidad española; pero ahora, diciendo que como ya nacen siendo ecuatorianos, se demora un año el trámite con el nuevo reglamento que han hecho" en España, señaló Correa en su habitual informe semanal de los sábados.

"Estamos conversando (...) con las autoridades españolas, porque es una sapada (picardía) de ellos, para que se arregle" este asunto, remarcó Correa, tras insistir en que "España aprovechó un poco eso (la norma constitucional ecuatoriana) para demorar el trámite".

Recordó que "con España ya hemos llegado a un acuerdo para que a los ecuatorianos se nos trate de una forma diferente. Lo estaban haciendo..., ya estamos arreglando eso con las autoridades españolas", añadió.

La normativa sobre los recién nacidos ecuatorianos en territorio español "es algo malo que ha hecho España", dijo el mandatario, pero reiteró que "eso, seguramente, se lo va a solucionar".

Además, criticó a la prensa ecuatoriana que, según él, ha usado el tema para opinar que la culpa para que España aplique esa regulación contra los hijos de emigrantes la tiene la nueva Constitución ecuatoriana, impulsada por el Ejecutivo y aprobada en un referendo en septiembre del año pasado.

"¿Quién puede creerse ese cuento?", se preguntó Correa, quien destacó el hecho de que la Carta Magna garantice que los hijos de los emigrantes que hayan nacido en cualquier país, "automáticamente tienen la nacionalidad ecuatoriana... ¡Qué bueno!", exclamó.

Según varios medios de comunicación de Ecuador, la Dirección General de Registros y del Notariado de España ha anunciado que los hijos de ecuatorianos nacidos en España sólo podrían optar por la nacionalidad española, después de un año de residir en ese país.

Ante esa información, la Cancillería ecuatoriana aclaró que la legislación española ampara a los recién nacidos para evitar que los hijos, "por nacer en suelo extranjero, tengan la categoría de apátridas".

La Cancillería en Quito sostuvo que España, "al considerar que Ecuador ha cumplido con este propósito", ha retirado la posibilidad de que "los hijos de inmigrantes ecuatorianos nacidos en su territorio obtengan la nacionalidad española de manera inmediata a su nacimiento".

"Frente a esta situación, los hijos e hijas de ecuatorianos nacidos en España pueden acceder a la nacionalidad española por residencia, luego de un año de estadía en España a partir de su nacimiento", explicó la Cancillería ecuatoriana.

Aclaró, además, que, según la legislación española, los hijos de ecuatorianos nacidos en España, después del período de un año de residencia, "podrán ser inscritos como nacionales de ese país".