Ecuador confirma conversaciones con España sobre la nacionalidad de hijos emigrantes

  • Quito, 19 abr (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, recordó hoy que se mantienen conversaciones con el Gobierno español respecto a la decisión que retrasa por un año la tramitación de la doble nacionalidad de los niños nacidos en España de padres ecuatorianos.

Ecuador confirma conversaciones con España sobre la nacionalidad de hijos emigrantes

Ecuador confirma conversaciones con España sobre la nacionalidad de hijos emigrantes

Quito, 19 abr (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, recordó hoy que se mantienen conversaciones con el Gobierno español respecto a la decisión que retrasa por un año la tramitación de la doble nacionalidad de los niños nacidos en España de padres ecuatorianos.

Correa aseguró en una entrevista con el canal de televisión Gama TV que se habla con el Gobierno español para afrontar lo que llamó "viveza ibérica para restringir aún más a los migrantes en España y endurecer las políticas anti migratorias que tiene España y que tiene Europa".

"Entonces, estamos hablando muy firmemente con el Gobierno español", apuntó Correa al anotar que "no es que los hijos de los migrantes ya no van a tener la nacionalidad española, se los hace perder un año, pero no tiene por qué ser así".

El pasado 14 de abril, el canciller de Ecuador, Fánder Falconí se reunió con el embajador de España en Quito, Federico Torres, para manifestarle "su preocupación e inconformidad por los inconvenientes" de esa medida.

El pasado 16 de diciembre el organismo español de Registros y Notariado emitió una circular por la que recordaba que "los niños y niñas de padres ecuatorianos nacidos en suelo español ya están cubiertos en su nacionalidad por la Constitución ecuatoriana y, por tanto, no es necesario ampararlos por la nacionalidad española".

La Cancillería ecuatoriana ha recordado que efectivamente la nueva Constitución, aprobada en referendo en septiembre de 2008, reconoce que los hijos de ecuatorianos, dentro y fuera del país, "son ecuatorianos de nacimiento (...) hasta el tercer grado de consanguinidad".

Pero lo que reivindicó Falconí es que, pese a esas garantías, "la decisión española generó un problema, por cuanto la circular ordena que en lo sucesivo no se resolverán favorablemente los expedientes presentados para declarar la nacionalidad española de origen", sino que se tramitará por la vía de la residencia.

Falconí viajará el próximo jueves a España para reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Según un comunicado de la Cancillería del pasado 14 de abril, Torres "ratificó que los hijos e hijas de padres ecuatorianos que nacen en su país tienen los mismos derechos y beneficios sociales como educación y salud, que los niños españoles".

La emigración aumentó en Ecuador desde 1999 cuando se produjo una de las peores crisis financieras de este país andino.

España, Italia y Estados Unidos fueron desde entonces los principales destinos de los inmigrantes ecuatorianos.

El jefe de Estado se lamentó hoy de que la dolarización, que asumió Ecuador en el 2000, se haya mantenido, entre otros factores, por el "sudor y las lágrimas" de los ecuatorianos migrantes, y reiteró que la emigración que ha ocurrido en su país es una "tragedia nacional".

Asimismo, indicó que por los programas auspiciados por el Gobierno para propiciar el retorno de los emigrantes, el año pasado volvieron unas 5.0000 familias, pero reconoció que "si regresan de golpe" los casi 50.0000 ecuatorianos que están desempleados en España, podría haber un problema social.