El alcalde de Ourense niega una crisis tras la dimisión del director xeral de Recursos Humanos y el jefe de Personal

Asegura que el concejal de Personal es una persona de "máxima confianza" del regidor municipal OURENSE, 26 (EUROPA PRESS) El alcalde de Ourense, el socialista Francisco Rodríguez, negó hoy la existencia de una "crisis profunda" tras la dimisión del director xeral de Recursos Humanos, David del Río, y del jefe de Personal, Javier Freire, que fueron aceptadas hoy por la Junta de Gobierno Local. Francisco Rodríguez manifestó que se produjo una "solicitud de cese que respeto" del director xeral porque "no se sentía excesivamente a gusto" y "fue aceptada su dimisión por la Junta de Gobierno Local". En su intervención, añadió que David del Río es un "profesional del Derecho que tuvo una experiencia de unos meses" y ahora "optó por volver a su trabajo". Junto a esta marcha, señaló que la dimisión del jefe de Personal, Javier Freire, obedece a una "decisión voluntaria de un funcionario que sigue estando en Personal mientras el alcalde no decida lo contrario". DISGUSTO Y SINSABOR El regidor municipal reconoció que el Área de Personal "produjo más de un disgusto y algún sinsabor" en el tiempo de mandato del Gobierno bipartito por la "consecuencia de una herencia recibida del PP después de 12 años de gobierno", donde respondió a criterios de "clientelismo político, enchufismo y anarquía total al contratarse la gente a dedo con el carné del PP" El regidor socialista lamentó que el departamento de Personal "no responda a criterio de racionalidad y necesidad por la herencia popular". "Lo seguimos sufriendo", añadió. Asimismo señaló que "siguen existiendo ciertas terminales de funcionarios adictos al PP que son los que están transmitiendo una serie de informaciones que a veces no siempre es real". Rodríguez manifestó que, por el momento, no se plantea un relevo ya que "no es necesario ni imprescindible un director general porque tampoco lo hay en otras concejalías" y añadió que el regidor municipal "resolverá la situación y se restablecerá la normalidad en pocos días". PETICIÓN DEL PP Con respecto a la dimisión del concejal de Personal solicitada por el PP, Francisco Rodríguez contestó irónicamente que "ciertas decisiones" no las consulta con el Partido Popular, aunque sí se mostró dispuesto a consultar a la oposición "si está dispuesta a colaborar con el Gobierno de la Xunta para resolver los problemas de Ourense", pero la decisión de cesar a un concejal "corresponde única y exclusivamente al alcalde". "Está un poco inquieto el PP y que esté tranquilo y relajado porque el alcalde por responsabilidad tomará la decisión cuando le corresponda y hará lo que tiene que hacer", señaló Francisco Rodríguez, quien añadió que "se garantizará que el Area de Personal funcione para seguir prestando servicio". El regidor socialista manifestó que esta situación creada en el Area de Personal "ni adelanta ni atrasa" un posible reajuste del Gobierno municipal ante la "nueva situación en Galicia tras los resultados del 1-M". "Mi idea no la va a modificar ni el cese del director xeral ni la petición de cese del concejal por parte del PP", ratificó Francisco Rodríguez. Finalmente, afirmó que el concejal de Personal, Antonio Rodríguez Penín, es una persona de "máxima confianza del alcalde" que, además, es "número 2 del PSOE en la ciudad de Ourense como secretario de Organización" y mostró su "confianza plena" en su trabajo municipal.