CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Gallegas.- Feijóo apela al voto útil para el PP porque es "el único" que puede "garantizar que no gobernará el BNG"

Da "testimonio" del "decálogo de errores" con los que el bipartito "desaprovechó la oportunidad histórica" que tuvo en 2005 A CORUÑA, 25 (EUROPA PRESS) El líder del PP gallego y candidato a la Presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró hoy que su partido es la "única alternativa" para que el BNG no gobierne en Galicia y, por eso, pidió el voto a los electores de "buena fe" que podrían apostar por otras opciones políticas porque, advirtió, de esa manera "apuntalarán al gobierno de los nacionalistas". "Permitidme la inmodestia: soy el único candidato que puede garantizar que no gobernará el BNG", proclamó para rechazar el mensaje lanzado por el PSdeG en los últimos días, en el que abre la puerta a una "amplia mayoría" de los socialistas que les permita gobernar sin el apoyo del Bloque. En un mitin en A Coruña que, con la asistencia de unas 2.000 personas, fue uno de los más multitudinarios de la campaña electoral del PP, Feijóo expresó su "respeto" a las minorías, pero descartó "consentir" que éstas "aplasten a la mayoría". "No impondré la mayoría pero tampoco voy a permitir las imposiciones de los perdedores", resolvió y, entre otras, garantizó que su gobierno no apoyará la imposición del idioma. Durante un discurso que pronunció de forma mayoritaria en castellano, el popular consideró que "es tarde" para que el líder del PSdeG, Emilio Pérez Touriño, se "sonroje" por la imposición lingüística. Así, culpó también a los socialistas de ella y, a modo de demostración, recordó que el decreto del gallego en la enseñanza está firmado por la conselleira de Educación, la socialista Laura Sánchez Piñón; y el propio presidente de la Xunta. "YA ES TARDE""Ya es tarde para desligarse de sus propios comportamientos", continuó y, además de la cuestión lingüística, incluyó en este razonamiento las críticas de los socialistas al concurso eólico. Por contra, se mostró seguro de que "no es tarde" para la "regeneración política" en la comunidad, para "unir" a la sociedad gallega o para afrontar la crisis económica. Convencido de esto, parafraseó la intervención del ex presidente de la Xunta ayer en Vilalba (Lugo) y pidió "votos, votos, votos". "Pido disculpas porque vengo a pediros el voto", bromeó, tras recordar que esta será su última visita a la ciudad de A Coruña antes del domingo electoral. Mientras los asistentes al mitin ondearon banderas de Galicia y de España por igual, Feijóo enarboló ambas para preguntarse si la comunidad va "en la senda correcta" con el bipartito o, por el contrario, en el camino que "no lleva a ninguna parte". Por eso, ofreció un "cambio" que, a su entender, pide "a gritos" la gente en la calle. ERRORES DEL BIPARTITO Para conseguirlo, convocó a los militantes "uno a uno" a "cambiar el futuro" y los instó a decidir "lo mejor para esta tierra". También invitó a PSOE y BNG que reflexione sobre las razones por las que ha "decepcionado" a la sociedad gallega su gestión en la Xunta. Aunque rechazó criticarlos, se sintió obligado a "dar testimonio" del "decálogo de errores capitales" con los que, a su entender, los socios "desaprovecharon la oportunidad histórica" que les brindó el electorado en las autonómicas de 2005. A su juicio, el "primer gran error" fue su "soberbia" durante la vaga de incendios del verano de 2006 y a esto sumó su gestión económica. "Les dejamos una Galicia que creaba empleo y nos devuelven otra en recesión", reprochó y, como tercer error, acusó al bipartito de incrementar la temporalidad, la "carne más propicia" para aumentar el número de parados, a los que tratan "como estadísticas", según él. También reprochó a PSOE y BNG que no hayan "cumplido" su promesa de que los emigrantes puedan votar en urna, en lugar de en sacas, así como que "aplazaran" hacer más transparente la Administración autonómica. "Nunca ha habido tanto abuso de las subvenciones", dijo como ejemplo, aunque también aludió a la manipulación de los medios de comunicación públicos. SIEMPRE EN CAMPAÑA Para Feijóo, pensar que "siempre es campaña electoral" es otro de los errores del bipartito, al que también acusó de romper "consensos básicos", como el lingüístico, que "rompieron de mala forma y en malas formas". Así, reiteró su compromiso de derogar el decreto del gallego en la enseñanza así como de garantizar la libertad de elección de los padres, con la garantía de que los escolares puedan dominar por igual tanto el gallego como el castellano, y con el conocimiento a mayores del inglés. A este respecto, Feijóo confesó que su desconocimiento de la lengua anglosajona es una "espina clavada" para él y, por eso, abogó por darle a los jóvenes "los instrumentos" que su generación no tuvo. A continuación, denunció el "desprecio" del bipartito a "cualquier idea" del Partido Popular y, entre otros, citó el pacto ofrecido por los populares para recuperar el consenso de la lengua o para hacer una reforma constitucional del Estatuto de Autonomía. "Prefirieron jugar a ser socialistas y nacionalistas catalanes en lugar de ser gallegos de verdad", denunció. Otro de los reproches que lanzó al bipartito fue el "clientelismo" y el "enchufismo" instaurado en la Xunta, que convirtieron en "un gigante inhábil", así como la "soberbia de creer que estaban siempre por encima de los demás", que ejemplificó con los "despilfarros". "Bailar con los derechos" es el último error que detectó en la actual Xunta y, aunque admitió que "ningún gobierno puede solucionar todos los problemas que se encuentra", sí opinó que no debe crear otros nuevos. ONCE CONTRA 22 Como conclusión, censuró que socialistas y nacionalistas no asumiesen ninguno de sus errores y, a modo de contraposición, se refirió a su comportamiento cuando descubrió que el ex cabeza de lista del PP por Ourense, Luis Carrera, tenía una deuda con Hacienda. Tras recordar que el mitin de A Coruña, coincidía con el partido de Champions del Real Madrid, aplicó una metáfora futbolística y se mostró convencido de que el PP "ganará este partido", a pesar de jugar "con once jugadores y frente a 22". "Este partido lo vamos a ganar", coreó el auditorio, al que Feijóo respondió: "A por ellos". Por su parte, el portavoz del PP de A Coruña, Carlos Negreira, también sacó a colación la cuestión lingüística para defender que la elección de idioma debe ser responsabilidad de los padres "y no de los gobiernos". "Queremos ser trilingües y no queremos ser galescolas", sentenció, tras referirse al BNG como un "partidiño".