Gallegas.- Feijóo aspira a que el PP recupere la Xunta tras "aprender de los errores" y para "oxigenar" la vida política

Aspira a lograr el apoyo desde los que "siempre" votaron PP hasta los que "nunca" lo hicieron o los "defraudados" con el bipartito SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 (EUROPA PRESS) El líder del PPdeG y aspirante a la Presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, arrancó hoy la campaña electoral con el propósito de que su partido recupere el poder después de haber "aprendido de sus errores" en estos cuatro años de oposición y, entre otras razones, pidió el voto al electorado convencido de que es necesario "oxigenar" la vida política gallega. El único candidato novel en estos comicios aspiró a conseguir el apoyo de los distintos sectores del electorado entre gritos de 'presidente, presidente' de los centenares de militantes y simpatizantes que lo acompañaron en la tradicional pegada de carteles, que en esta ocasión fue virtual para evidenciar su compromiso con las nuevas tecnologías. Como han hecho de forma habitual los populares gallegos, Feijóo inició la carrera a las autonómicas en la compostelana Plaza do Toural al "único grito" de "llegó el momento, empezamos -su lema de campaña--" y precedido por una canción compuesta para la ocasión que compromete "una Galicia 'con xeito'". Al término del acto, un grupo de jóvenes construyeron un puzzle con la foto de Feijóo que constituirá su imagen de campaña. En la misma ciudad que sus adversarios políticos -Touriño (PSdeG) y Quintana (BNG) también abrieron la campaña en la capital gallega--, Feijóo pidió el voto de "todos" los gallegos porque "para todos" quiere gobernar y se dirigió uno por uno a los distintos tipos de electores. En primer lugar, llamó a los que "siempre" confiaron en el PP a que no modifiquen el sentido de su voto porque, prometió, estará "a la altura de sus expectativas". También solicitó el apoyo de los que "dejaron de votar" PP en las pasadas autonómicas de 2005, cuando la formación entonces dirigida por Manuel Fraga perdió la mayoría absoluta tras 16 años en el poder y dio paso a un gobierno de coalición formado por socialistas y nacionalistas. SIN SEGUNDA OPORTUNIDAD Precisamente para conseguir el voto de los "defraudados" con el bipartito les garantizó su "compromiso" de no pedir "una segunda oportunidad" si les "falla", como han hecho PSdeG y BNG, a su entender. Además, ofreció "esperanza" a los "desanimados" con la actual situación de crisis económica y transmitió a los que "nunca" votaron que "merece la pena sumarse a una ilusión". Si logra el "respaldo masivo" de los gallegos, Feijóo prometió seguir el "guión" marcado en el programa electoral del PPdeG y plasmado a través de catorce puntos en el "contrato" que suscribió con los gallegos para que le puedan pedir cuentas en cualquier momento de la legislatura. "Mi único pacto es con las propuestas", sentenció, en comparación con el de socialistas y nacionalistas. Su "prioridad" será la lucha contra el paro y "remontar" la crisis aunque también se comprometió a "mejorar" los servicios públicos, como la sanidad, la atención a los dependientes o la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos. "DEVOLVER LA ILUSIÓN" A 16 días de la cita con las urnas, Feijóo parafraseó su lema de campaña -'Chegou o momento. Empezamos'-- y se dispuso a afrontar el reto de presidir Galicia. "Empezamos el camino inverso a la destrucción de empleo. Empezamos un camino austero", resumió y, tras agregar que este es el rumbo "lógico" dado el actual contexto, se mostró también dispuesto a abrir "un camino al aire libre para que el oxígeno ayude a recuperar la política". Arropado por miembros de su familia, trabajadores de la sede, dirigentes actuales del partido y ex miembros del Gobierno Fraga, Feijóo dijo estar "preparado" para construir "la Galicia de siempre" y garantizó su "compromiso" con el futuro de los gallegos. "Llegó el momento", proclamó y, entre otros retos, se marcó el de "demostrar que todo esto vale la pena" y el de "devolver la ilusión" a Galicia. Convencidos de que están intactas sus posibilidades de lograr el diputado 38 y, por tanto, gobernar, los populares gallegos arrancaron esta medianoche la carrera a las autonómicas sin el apoyo de ningún dirigente nacional. No obstante, el líder del PP, Mariano Rajoy, se volcará en las elecciones de su tierra natal y tan solo entre mañana y pasado estará presente en todas las provincias, salvo en la de Lugo. Rajoy no será el único cargo del partido que desembarcará en la comunidad gallega hasta el 1-M para arropar la candidatura de Feijóo y, entre otros, está confirmada la presencia de Francisco Camps, Alberto Ruiz Gallardón, Esperanza Aguirre o Rita Barberá.