Gallegas.- Feijóo mantiene su postura e insiste en que sólo acudirá a la TVG si también se celebran debates bilaterales

Detecta "nerviosismo" en PSOE y BNG, pero pide a sus militantes que no se "confíen" y trabajen "hasta el último día" VIGO, 16 (EUROPA PRESS) El líder del PPdeG y candidato a la Presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, mantuvo hoy la misma postura que en los últimos días respecto al debate propuesto por la Televisión de Galicia (TVG) para el próximo día 20 entre los tres principales líderes gallegos, y reiteró que sólo acudirá a esta cita si paralelamente también se celebran tres cara a cara bilaterales. De este modo responderá a lo largo del día de hoy al director de la Compañía Radio e Televisión de Galicia (CRTVG), Benigno Sánchez, quien dio de plazo hasta hoy a los partidos políticos para que confirmasen o no su asistencia al debate electoral. A pesar de su condición para acudir a la televisión autonómica, Feijóo interpretó que "quien no está aceptando debatir" son "los partidos del Gobierno" y no él. Así, recordó que ya ha aceptado el cara a cara con el líder del PSdeG, Emilio Pérez Touriño, propuesto tanto por Televisión Española (TVE) como por Antena 3, así como el debate a tres bandas planteado por la TVG, aunque en este caso condicionado a los tres debates bilaterales: uno entre Touriño y el líder del BNG, Anxo Quintana; otro entre éste y Feijóo; y un tercero entre Touriño y Feijóo. "Más claro no se puede plantear", expuso, y volvió a preguntar tanto al presidente como al vicepresidente gallegos si están "dispuestos" a debatir a solas con él. Tras enfatizar que él ha respondido a todas las propuestas de debate que le han planteado "por escrito", retó a socialistas y nacionalistas a hacer lo mismo y les reclamó una respuesta "de una vez por todas". De esta forma, eludió responsabilizarse de que finalmente haya debate electoral o no, ya que "la expresión más fiel de lo que está ocurriendo" respecto a este asunto, a su juicio, es que los socios de la Xunta quieren "un debate en su televisión" y el Partido Popular tres. Por esta razón, apeló a la democracia para reivindicar debates "transparentes y limpios". También pidió "respeto" para el PP, teniendo en cuenta que es el partido mayoritario de Galicia y, en esta línea, consideró que el director de la CRTVG, por ser un cargo designado por el Gobierno autonómico, "no es quien" para establecer las condiciones y la forma del debate electoral. EL PP VA MEJOR QUE HACE CUATRO AÑOS Al margen de este asunto, Feijóo se mostró muy optimista para las autonómicas del 1 de marzo tras estudiar las últimas encuestas publicadas por distintos medios de comunicación. "Vamos mejor que hace cuatro años", celebró en comparación con los comicios de 2005, en los que el PP perdió la mayoría absoluta. Pese a que, según dijo, detectó "mucho nerviosismo" en el seno de PSOE y BNG frente a la "tranquilidad" de los populares, demandó a los militantes y simpatizantes del partido que "no se confíen" y que sigan trabajando "hasta el último día". "Como si las encuestas fueran aún peor que en 2005", apuntó. Preguntado por las recomendaciones que el ex presidente de la Xunta Manuel Fraga ha lanzado durante esta campaña electoral, Feijóo dijo "tenerlas en cuenta" porque el político vilalbés, a su entender, aporta "muchas cosas interesantes". Sobre quién será el conselleiro de Economía de la Xunta si el PP se impone el domingo electoral, Feijóo eludió concretar ni éste, ni otros posibles miembros de su gobierno, aunque manifestó que hay "varias personas" que podrían encajar en este puesto. Después de que el economista Luis Carrera fuese apartado de la lista de Ourense por irregularidades con Hacienda, Feijóo recordó a otros dos integrantes de la candidatura coruñesa, Pedro Arias y Pedro Puy, también con marcado perfil económico. Finalmente, sobre el informe del fiscal del Consello de Contas acerca de la gestión de Carlos Negreira al frente de Portos de Galicia, reflexionó que está "haciendo su trabajo". "El que le mandan", apostilló, y recordó que el fiscal depende del Ministerio de Interior. Tras lamentar que tenga "estas instrucciones", puntualizó que, en todo caso, "una cosa es lo que diga el fiscal del Consello de Contas y otras lo que diga el Tribunal de Cuentas".